¡LO QUE HACE FALTA ES LA PENA DE MUERTE!

20526053_461090514246454_657283423779175936_n

Seis miembros de una misma familia mueren en Dorado como resultado de un accidente provocado por un tiroteo entre individuos que viajaban en dos vehículos ajenos a la familia fallecida.  Nuevamente personas inocentes se convierten en víctimas de acciones de individuos aparentemente involucradas en el narcontráfico.  Eventos como este donde tres niñas y dos adultos pierden la vida deberían servir para que reflexionáramos hacia donde estamos caminando como pueblo, y que pensáramos aunque fuera por un momento si lo que hemos hecho hasta ahora ha funcionado o ha contribuído a que vivamos en una sociedad tan violenta como la que tenemos y en que medida hemos contribuído u obstaculizado el narcotráfico.  En un momento en el que deberíamos hacer una mirada introspectiva sobre el trágico evento, muchos deciden utilizar el discurso violento para combatir la violencia que se pasea por las calles de nuestro país.  “Aquí lo que hace falta es la pena de muerte”, “Lo que hay que hacer es matarlos a todos”, “Que me los dejen a mí que yo los pico en cantos”.  Estos son solo algunos de los comentarios que se repiten hasta la saciedad en las redes sociales y en los comentarios de los foros de la prensa electrónica sobre esta noticia.  Esto no está muy lejos de los comentarios que podemos leer cuando se publica alguna noticia sobre abuso sexual a un menor donde gran parte de la ciudadanía habla de todas las aberraciones sexuales que le harían al sospechoso del abuso, y se ríen, disfrutan, y hacen chistes de todo lo que quisieran que le hicieran sexualmente en la cárcel al sospechoso del delito.  Estas personas hablan en contra de la violencia, pero para hacerlo recurren a actitudes igual o más violentas que los hechos que provocan su indignación.  Es como si utilizaran la tragedia que les tocó vivir a otras personas como válvula de escape para su propia violencia y furia.  No hay que ser demasiado brillante para darnos cuenta con esto que vivimos en un país enfermo emocionalmente, un país que necesita repensarse, un país que necesita salir de “soluciones violentas” y llenas de odio, o de dejar de achacar a los políticos y el estatus todos los males sociales de nuestro país.  Con esto no quiero decir que gran parte de nuestros males sociales no estén relacionados de alguna manera u otra a nuestra condición colonial, pero es importante en este momento reflexionar sobre quienes somos como sociedad y cómo nos comportamos y reaccionamos ante eventos como este.  Existen muchos factores que pueden llevar a un individuo a las adicciones, y mientras existan consumidores para las drogas el narcontráfico continuará.  A su vez, existen muchas maneras para el manejo de la venta y consumo de drogas que han funcionado en otros países que han redundado en la reducción de la criminalidad.  Igualmente cuando una persona decide quitarle la vida a otra por intereses económicos, es claro que los valores de esa persona le permiten decidir que vidas merecen respeto, y cuáles vidas no lo merecen partiendo de su escala de valores y el respeto al ser humano.  Hay muchas medidas que se han puesto en el tapete o en la discusión pública que podrían ayudar a manejar el asunto de la adicción a drogas, el narcotráfico y la criminalidad que esta actividad delictiva provoca.  Ya se ha comprobado en otras partes del mundo que estas estrategias y legislación ha provocado una reducción dramática en los crímenes violentos asociados a la venta y consumo de estupefacientes, pero un sector grande de la sociedad, probablemente ese mismo que propone “violencia contra violencia” se opone a la mayor parte de estas opciones por “convicciones morales y/o religiosas.”  De la misma forma, probablemente ese mismo sector es el que se opone férreamente a las iniciativas educativas que fomentan la equidad entre todos los seres humanos.  Mientras más eduquemos a nuestros ciudadanos sobre el respeto, el amor y el valor de la vida y la dignidad de todos los seres humanos, mas adelantaremos en la búsqueda de que nadie entienda que una vida humana es más o menos valiosa que otra.  Muchos de los que presentan oposición a leyes o iniciativas que promueven el respeto y la equidad de derechos y oportunidades para todos los seres humanos aluden también a “principios religiosos y morales” para su oposición a medidas que puedan adelantar la equidad y el respeto hacia todas las personas.  Queremos resultados diferentes pero no estamos dispuestos bajo ninguna circunstancia a cambiar los estilos que hemos llevado hasta el momento que claramente no han funcionado.  Queremos acabar con la violencia pero fomentamos la violencia hacia otros seres humanos con nuestro discurso violento y de no respeto a la dignidad y la vida humana.  Tragedias como la que ha tocado a esta familia del pueblo de Dorado deben servir para que reflexionemos sobre que estamos haciendo mal, y para que nos demos cuenta que tenemos que tomar acción ya para manejar el grave problema del narcotráfico en la isla, y que tenemos que luchar con todas las fuerzas para que el respeto a la dignidad y a la vida humana sea prioridad en la educación de nuestros ciudadanos y esto le corresponde al estado ya que las familias evidentemente han fallado al respecto.  Es tiempo de quitarnos el “disfraz de religiosidad y moralidad” hipócrita que usamos para camuflajear otras intenciones, y movernos a buscar verdaderas soluciones porque definitivamente lo que hemos hecho hasta el momento, no ha funcionado.

Anuncios

“ES QUE LOS DOS TIENEN CULPA”

O'NEILL

Durante las últimas semanas ha acaparado la atención de los medios de comunicación del país y las redes sociales el acuerdo económico al que llegaron el alcalde de Guaynabo Héctor O’Neill y una mujer policía que lo acusó de acoso sexual, violación y violencia de género.  Recientemente el Gobernador Ricardo Roselló y la Comisionado Residente en Washington, Jennifer González han requerido la renuncia del primer mandatario.  Por otro lado, la representante Milagros Charbonier publicó en su twitter un comentario que lee así:”Si se quedan calladas por cualquier razón, así sea económica, no podremos protegerlas y alcanzar a todas aquellas que también son victimas.”  Es importante recordar que para octubre del 2016 salió a la luz pública que O’Neill estaba siendo señalado por acosar, violar y agredir físicamente a una mujer policía y tanto Ricardo Roselló, como Jennifer González y Milagros Charbonier se enteraron de estas alegaciones porque fueron difundidas a través de los medios de comunicación masiva.  En aquel momento, a pocas semanas de las elecciones, el Partido Nuevo Progresista hizo caso omiso a la información que fuera presentada sobre el candidato a alcalde a uno de los bastiones más importantes del PNP en la contienda electoral.  Aún con las alegaciones de abuso sexual y acoso que pesaban contra el alcalde de Guaynabo este prevaleció con casi 30 mil votos sobre su contrincante del Partido Popular Democrático.  Hoy a 5 meses de que se dilucidara la información que implicaba al alcalde, la prensa del país, los líderes políticos y el pueblo en general giran su atención al caso que en su momento fue casi ignorado por todos.  Cinco meses atrás una mujer alegaba haber sido violada, acosada y agredida físicamente por un hombre.  Hoy esa misma mujer llega a un acuerdo económico por $300,000 y eso si provoca que todo el mundo gire la atención al caso.  De inmediato surge la interrogante si la demanda va a ser pagada con fondos públicos y la marejada de comentarios que ha generado el caso ha inundado las redes sociales y los medios de comunicación.  Parece que a pocos le importaba en aquel momento el hecho de que una mujer hubiese sido víctima de un hombre que abusaba de su poder, pero hoy muchos les preocupa si la compensación que va a recibir la mujer policía va a ser pagada con fondos públicos.  ¿Dónde queda dentro de nuestra sociedad puertorriqueña el valor que se le otorga a la mujer como ser humano?  ¿Por qué Ricardo Roselló y Jennifer González como cabezas principales del PNP en octubre del 2016 no le pidieron la renuncia al alcalde?  ¿Por qué el silencio de líderes religiosos que se autodenominan como banderas de la moral como Wanda Rolón, Ricky Rosado y Puerto Rico por la familia?  ¿No es esto acaso un asunto de moral como para que estos pastores y sacerdotes hagan sentir su voz? Parece ser que un resultado eleccionario y el dinero son mucho más importantes para algunos que la vida y la dignidad de una mujer.  Milagros Charbonier hizo un llamado a las víctimas de violencia de género pero; ¿por qué la legisladora no hace ese mismo llamado a los hombres que abusan, violan, agreden y acosan a las mujeres?  Ahí radica la parte más grande del problema de la violencia de género: en el agresor.  ¿Por qué responsabilizar a la mujer-víctima de lo que está viviendo?  Es de todos conocidos que una de las principales opositoras a la educación sobre perspectiva de género en las escuelas públicas de la isla es precisamente Milagros Charbonier, y su mensaje en twitter refleja claramente la necesidad de educación sobre perspectiva de género en la misma representante quien responsabiliza a la víctima por la violencia de la que ha sido objeto.  Milagros Charbonier quiere hacernos creer que está en contra de la violencia de género, pero ha sido una de las más grandes piedras de tropiezo en el proceso de educar a futuras generaciones de hombres y mujeres sobre la equidad y el respeto entre los géneros.  Ayer recibí un mensaje en una de mis redes sociales donde un hombre decía referiéndose a la víctima de O’Neill,  que “esta mujer hace un show como todas las mujeres y ahora la gente le cree a ella”.  El comentario de ese hombre al que prefiero no llamarlo caballero, fue la chispa que encendió una discusión en mi facebook de muchas mujeres y hombres respondiéndole al individuo.  Lo lamentable de esto no es que el comentario de este señor sea uno aislado, si no que miles de personas a través de las redes sociales y los foros de internet se han expresado de manera similar y se han referido a la víctima de Héctor O’Neill como “puta”, y mil improperios más.  Una persona a la que le tengo aprecio me dijo que ambos eran culpables, refiriéndose al alcalde y a la mujer policía porque ella había tenido una relación consensual con él durante un tiempo.  ¿Acaso una mujer tiene la obligación de estar con un hombre el resto de su vida aún cuando ya no lo desee porque anteriormente sostuvo relaciones sexuales con él?  ¿El estar dentro de una relación consensual le da permiso a un hombre a acosar a una mujer que no quiere continuar con él?  ¿El haber sido amante de un hombre es razón suficiente para que este agreda a una mujer por no querer continuar con él y llegar al punto de violarla sexualmente?  Este es un caso que nos debe servir para reflexionar sobre la importancia de la educación sobre perspectiva de género en nuestras escuelas.  Necesitamos un país que entienda la necesidad de educar sobre respeto y equidad entre los géneros.  Necesitamos un país con líderes que no antepongan sus intereses políticos y agendas religiosas sobre la vida y la dignidad de una mujer.  Necesitamos legisladores que apoyen iniciativas y leyes que contribuyan a una sociedad de paz, justicia y equidad, no que legislen para acentuar la inequidad y para promover la discriminación.  Pero sobre todo mucho más importante, necesitamos unos ciudadanos educados sobre la equidad de género que entiendan de una vez y por todas que un hombre que utiliza su fuerza o su poder para someter a la mujer como un objeto que le pertenece y maneja a su antojo es el culpable de la violencia de género.  ¿Es que los dos tienen la culpa?  No, la culpa es de quién viola, acosa y agrede pero eso no lo vamos a poder ver hasta que nos quitemos de la cabeza el hecho de que la mujer tiene que comportarse de una manera determinada y si no lo hace es la culpable de todo lo que un hombre decida hacer con ella.

“EL QUE NO QUIERA ORAR QUE NO ORE”

johnnymendez

Primero fue la “pastora legisladora” y ahora el Presidente de la Cámara de Representantes decreta “40 días de ayuno y oración.”  En un momento como el que está viviendo la isla donde se ha aprobado una “Reforma Laboral” que amenaza con lacerar mucho más nuestra economía y que pinta un panorama funesto para nuestra juventud, estos dos individuos dedican su energía, esfuerzo y tiempo pago con fondos públicos a promover una fe religiosa en particular violentando de manera crasa la separación de Iglesia y Estado. No hay ningún problema con que la “pastora legisladora” y el caballero que necesita ayuno durante 40 días profesen su fe cristiana; de hecho esto es algo que se lo garantiza la libertad de culto y la propia separación de Iglesia y Estado.  El asunto con estos dos personajes es el hecho de que la “pastora legisladora” pretende intervenir con las directrices de la Superintendente de la Policía de Puerto Rico sobre la imposición de oraciones de corte cristiano por parte de superiores en horario de trabajo y en su espacio de trabajo a personas que no profesan su misma fe, y por otra parte el representante Carlos Méndez Nuñez pretende que los legisladores se “unan voluntariamente” a estos 40 días de ayuno y oración, pero los legisladores de su partido que no lo hagan; “el va a hablar con los alcaldes.”  Como si esto fuera poco la legisladora sometió un proyecto de ley sobre las “iglesias-escuelas” que pretende brindarle a estos “centros educativos” unas libertades y autonomía que hay que mirar con mucho más detalle.  De hecho, ella defiende que el Estado no intervenga de ninguna manera con las “Iglesias-escuela” tomando como defensa la separación de Iglesia y Estado pero de la misma manera esta señora quiere imponer el cristianismo dentro de los espacios gubernamentales incluídas las escuelas.  ¿Es que acaso la separación de Iglesia y Estado es solo cuando les conviene?  Me parece curioso que nadie le preguntó al legislador que quiere ayunar durante 40 días a que se refería con que “aquellos legisladores que se nieguen a incluirse en la iniciativa, procedería a conversar con los alcaldes”.  Todos sabemos el rol tan importante que juegan los alcaldes en la selección de los legisladores de sus distritos.  Un legislador que quiera permanecer en un escaño debe tener una buena relación con los alcaldes de los pueblos que comprenden su distrito y en muchas ocasiones responden a presiones de estos alcaldes.  ¿O sea, que es voluntario de parte de los legisladores pero aquellos que no participen tendrán consecuencias con sus alcaldes?  ¿Acaso esto no es una imposición de una fe religiosa sobre otras?  ¿No es obvio que esto es una obvia violación a la separación de Iglesia y Estado?  Veo muchas personas que han repetido como el papagayo que “el que no quiera orar que no ore.”  Claro, el que no quiera orar que no ore, y el que quiera orar que ore, pero que lo haga fuera de sus horas laborables, no obligue a otros a que lo hagan si no quieren, no provoque separación y discriminación en el espacio de trabajo con quienes no lo quieren hacer, y mucho menos que tome represalias contra los que se opongan y se atreven a enfrentarlos. Los espacios de trabajo son lugares donde millones de personas de diferentes ideologías religiosas o espirituales acuden a ganarse el sustento.  Estos espacios deben fomentar la productividad, el buen ambiente de trabajo y la comodidad para aquellos que allí trabajan.  La imposición de cualquier fe religiosa en un mundo como el nuestro donde abunda la diversidad religiosa es un atropello a los derechos de todos aquellos que no profesan la misma fe.   Soy de los que cree que la oración, los buenos deseos y las vibraciones positivas siempre son bienvenidas, pero cuando veo la situación que atraviesa nuestra nación y escucho a estos dos individuos “entretenernos” y enajenarnos con el asunto de la oración, reconozco la incapacidad de estos dos seres en realizar su trabajo en la Casa de las leyes en la búsqueda de alternativas para echar nuestro país hacia adelante y recurren a la antigua treta para no hacer nada de “Vamos a dejarlo todo en manos de Dios.”  Su trabajo es legislar, trabajar por el futuro del país, presentar alternativas y ponerlas en efecto.  Mientras estos dos individuos se quedan en silencio ante los contratos de miles de dólares que se están otorgando en el Gobierno mientras a los empleados públicos y a los de la empresa privada se les oprime con leyes en contra de su bienestar, estos legisladores que ganan sueldos jugosos deciden que no van a hacer nada por ayudar al ciudadano y que lo van a “poner en manos de Dios.”  ¿Estos legisladores creen que la oración y el ayuno van a ayudar a mejorar nuestro país?  Pues que se pongan a hacer su trabajo y que en su horario libre convoquen a TODAS las religiones a reunirse en un mismo espacio y unir sus voluntades y buenos deseos en pro del bienestar de nuestra isla.  ¿Se atreverán a tomarse la mano con el yoruba, con el espiritista, con el hare krishna, con el judío, el satánico, con el panteísta, con el agnóstico y con el ateo en un momento de reflexión?  ¿Estarían abiertos a que en esta actividad cada una de estas religiones tuviera espacio igual que el cristianismo y lo respetarían?  Lo dudo porque esto no se trata de libertad de culto, esto se trata de la imposición del cristianismo como estrategia para que no les reclamemos su inacción y complicidad en contra del futuro de nuestra clase trabajadora.  Antes el cristianismo se imponía con la espada, después con la Inquisición y ahora se hace de esta manera.

PORQUE NO HAY UN DÍA DEL HOMBRE.

yo 1de

Hombre, heterosexual, educado, cisgénero, clase media hacia arriba, y blanco, o al menos parecerlo.  En otros tiempos tener todas esas características podían llevarte a tener una vida más tranquila, con menos problemas y quizás hasta feliz.  Hoy esas mismas características quizás podrían llevar a un hombre a tener una vida un poco más complicada que la de los hombres iguales a ellos en el pasado.  Nuestra sociedad ha ido cambiando con el tiempo, y muchos de los que no tienen ninguna o solo algunas de esas características que ya mencioné están dispuestos a luchar por tener las mismas oportunidades, los mismos derechos y el mismo respeto que tiene un hombre heterosexual, cisgénero, educado, de clase media alta hacia arriba y blanco, o que al menos lo parezca.  Este cambio presenta un reto para el hombre de hoy en día que no tenía que enfrentarse a esto en el pasado porque en el pasado el que no cumpliera con esos requisitos (o alguno de ellos) por miedo no se molestaba en reclamar equidad .  Un hombre no sabe lo que es que se le diga que no puede ejercer o tener x o y ocupación porque es hombre y ya por eso no tiene la capacidad de hacerlo.  Un hombre heterosexual no sabe lo que es que se le diga que no hable de su relación amorosa, porque eso es su intimidad y que a nadie le interesa.  Un hombre educado no sabe lo que es ni siquiera poder competir para un empleo y aspirar a mejores condiciones de vida porque no existe un papel que le garantice el acceso a esa entrevista de trabajo.  Un hombre de clase media hacia arriba no sabe lo que es decidir si estudiar o trabajar para poder mantenerse o mantener a su familia.  Un hombre blanco no sabe lo que es que por el color de su piel se le mire de manera sospechosa cuando entra a una tienda  o que pueda ser considerado como “sospechoso de algo” y ser intervenido por la policía por que su piel no es lo suficientemente clara.

Muchos hombres se preguntan por qué no existe un Día del Hombre.  Quizás esos hombres no entiendan porque no lo viven, que el Día de la Mujer lo que busca es reconocer la lucha de las mujeres por la equidad de derechos, de igualdad en las condiciones de trabajo y para recordar la muerte de más de 140 mujeres trabajadoras en un trágico incendio en una fábrica en Nueva York en 1911.  Otros hombres y mujeres heterosexuales se preguntan por qué no existe un día de Orgullo Heterosexual porque quizás desconocen que el Día de Orgullo Gay se celebra en reconocimiento a las luchas de Stonewall en Nueva York.  Quizás a los heterosexuales se les haga difícil entender porque no han vivido el hostigamiento de la policía en sus lugares de entretenimiento por el hecho de ser heterosexuales. Quizás a un hombre o una mujer blanca se le hace difícil entender porque exista un movimiento llamado Black Lives Matter, y algunos han reclamado el “All Lives Matter”, “Blue Lives Matter” y no faltará el que pida un “White Lives Matter”, cuando en nuestra sociedad la policía no interviene de la misma manera y con la misma frecuencia con una persona por considerarla “sospechosa” por el mero hecho de tener la piel blanca.  Hay otros que no entienden que haya una bandera gay y hasta se preguntan por qué no hay una bandera heterosexual porque quizás no han podido crear conciencia que las banderas son símbolos de naciones o de sociedades y que estas se le otorgan significados partiendo de quienes pertenecen a esa mayoría que establece esa bandera y de los que las oficializan.  La bandera de Estados Unidos por ejemplo en el 1782 se dijo que “el color blanco simboliza su color de piel e inocencia, el rojo, sangre y valor y el azul, el cielo, perseverancia y justicia.”  Creo que no es necesario explicar que de los símbolos de esta bandera se deduce claramente que se excluía a los indígenas, a los negros, a las mujeres, y solo representaba a los hombres que en aquel momento se les reconocía como ciudadanos con todos los derechos.

Hoy tanto en Los Estados Unidos de América como en Puerto Rico se dieron cambios políticos que ponen en peligro todos los logros adquiridos por las minorías como las mujeres, las personas de color, los inmigrantes, la comunidad LGBTT y las religiones no cristianas.  Este es un momento en que estos grupos tienen que luchar mucho más por la visibilidad, por los derechos adquiridos, y no tiene que ser visto como búsqueda de división, si no como reafirmación de lo conseguido y una señal clara de que no estamos dispuestos a dejar que se nos arrebate lo logrado hasta el momento.  Si se te hace difícil entender estas luchas desde la comodidad de tu “privilegio blanco”, “privilegio de hombre”, “privilegio de heterosexual”, “privilegio de clase económica”, “privilegio cristiano”, te pido que analices un momento que pasaría si no fueras lo que eres y fueras mujer, negro, pobre, no educado, no cristiano, o de la comunidad LGBTT.  Quizás esto te ayudaría a entender la lucha de los grupos marginados, y te facilitaría ponerte en el lugar de ellos en un momento tan importante de la historia para defender lo que tanto sufrimiento, sangre y esfuerzo ha costado.  Puedo comprender que se te haga difícil entender lo que no vives en carne propia, lo que no puedo entender, ni voy a aceptar es que quieras minimizar e invalidar las luchas de los que no tienen tus privilegios.  Disfruta tus privilegios mientras los tengas, pero no pretendas que creamos que todos tenemos los mismos privilegios que tú tienes.  A los que no los tenemos nos queda mucho camino por recorrer y mucha lucha que llevar.  Cuando todos seamos iguales, y no existan privilegios, entonces, ya no nos escucharás mas hacer valer nuestra voz y nuestros derechos.

DOS HOMBRES DE DIOS

 

ricky-y-donald-cropped

Anoche decidí hacer lo que una gran parte del electorado en Estados Unidos y Puerto Rico hace el resto del tiempo que no es período eleccionario: enajenarse.  Anoche opté por apagar el televisor, salir de las redes sociales y sentarme a ver una serie de televisión.  Mientras millones de ciudadanos en Puerto Rico y Estados Unidos permanecían entretenidos con los programas noticiosos que proclaman en la isla a Ricardo Roselló como Gobernador electo, y se dejaban notar claras señales de que Donald Trump regiría los destinos de la Nación Americana por los próximos cuatro años, yo miraba un capítulo de la serie de Amazon, Transparent.  Trataba en vano de quitar de mi mente la más leve idea de que lo que se había logrado en la isla y en Estados Unidos en defensa y protección de los derechos de las mujeres, de los inmigrantes, de la libertad de religión, la separación de Iglesia y Estado y los derechos de la comunidad LGBTT, estaban nuevamente en peligro.  Quizás la historia de una mujer transexual de edad madura no era la mejor herramienta para tratar de enajenarme de lo que ya era una realidad.  Quizás hubiese sido el momento perfecto para disfrutar de “Risas en Combo”, “Keeping up with the Kardashians”, o cualquier programa de chismes donde me enterara de la vida de los famosos mientras el mundo se caía a mi alrededor.  El cansancio de un día largo, lleno de trabajo terminó por rendirme y sin darme cuenta me quedé dormido.

Hoy, desperté en la mañana, más temprano de lo usual, con la absurda esperanza de que lo que había sucedido la noche anterior fuera una pesadilla, no fuera real, y solo fuera una broma que habían decidido jugarnos los medios de comunicación masiva.  Como es usual, comencé mi día mirando los titulares de los periódicos y luego di una pequeña mirada a mis redes sociales.  Ya no quedaba duda, Ricardo Roselló sería el Gobernador de la isla y Donald Trump el presidente de los Estados Unidos de América.  Un grupo enorme de electores en Puerto Rico y en Estados Unidos, que ni siquiera habían leído los programas de campaña de esos candidatos, que no podían debatir sin usar insultos y memes pre-fabricados como argumentos,  y que solo se interesan en la política en período eleccionario porque los entretiene, habían decidido que estos dos caballeros iban a regir los destinos de esos paises.  ¿Me soprende que hayan salido electos los dos peores candidatos de todos los que competían por esas posiciones?  No, realmente no me sorprende.  Solo bastaba ver las entrevistas que los medios le hacían a electores en Puerto Rico y Estados Unidos para darse cuenta de lo desinformados y faltos de argumentos que estaban la mayor parte de los votantes para defender a sus preferidos.  Lo que si me sorprendía era ver a un grupo grande de personas cristianas fundamentalistas, por un lado hablando de que ahora sí que la nación se dirigía hacia el camino de Dios, y a otros que profesan la misma fe, lamentarse espantados que Roselló y Trump hubiesen ganado las contiendas.  Tanto Trump como Roselló poseían de acuerdo a los analistas, las peores plataformas de campaña y muchas de sus propuestas no tenían explicación de como se iban a llevar a cabo, lo que significa que el éxito de estos dos candidatos no estaba basado en el análisis serio y profundo de sus plataformas.  Lo que si poseían estos dos caballeros era el apoyo masivo de grupos religiosos fundamentalistas y de conservadores moralistas que habían enfocado su discurso en el ataque a la comunidad LGBTT.  Lo que me parece inexplicable es que tanto los religiosos que celebraban, como los que expresaban su incredulidad en las redes sociales preferían ignorar muchas cosas. Los dos candidatos que defendían el matrimonio tradicional eran divorciados (Trump en varias ocasiones) y sus posturas morales con relación a la corrupción, la mentira, y el robarle a otros eran seriamente cuestionables.  ¿Cómo era posible que personas que defendían según ellos el concepto de familia tradicional pudieran apoyar a candidatos que no creían en la práctica personal en ese mismo modelo que ellos defendían?  Por otro lado, ¿por qué se quejaban algunos de estos religiosos del triunfo de Trump y Roselló cuando ellos mismos eran feligreses de iglesias que se encargaron de hacer política activa en pro de esos candidatos?  Obviamente son demasiados los factores que llevaron a la elección de los señores Trump y Roselló y no podemos señalar al fundamentalismo religioso cristiano como responsable, pero si es incompatible la “defensa de los valores morales y la familia tradicional” y los candidatos que apoyaron un sector enorme de este grupo religioso.

Hoy vi en el Facebook de mi hermana, como un miembro de mi propia familia le quitaba valor a nuestra tristeza y preocupación por la elección de estos candidatos.  Para muchos era una “reacción dramática”, “una exageración”, “a llorar pa’ maternidad”, y muchas cosas más que pude leer que demostraban dos cosas; o su enajenación total de las posturas y los discursos de esos candidatos en y antes de las elecciones, o su incapacidad de tener empatía con los demás seres humanos que fueran diferentes a ellos.  Mientras esas personas hoy se entretenían con sus “memes”, mientras hacían “bullying” a los que estaban lamentándose por el resultado eleccionario, y mientras “estrujaban el triunfo en la cara” a los perdedores, millones de hombres y mujeres en Estados Unidos y Puerto Rico, pensaban con terror que pasaría con ellos y su estatus migratorio, que pasaría con ellas cuando tomaran decisiones sobre sus cuerpos y sus derechos reproductivos, que pasaría con ellos cuando fueran víctimas de violencia de género, racial, o por orientación sexual.  En un país donde anualmente mas de 10,000 mujeres son víctimas de violencia de género, el doctor Roselló prometió quitar la educación sobre perspectiva de género del currículo del Departamento de Educación de Puerto Rico.  En una nación donde el 48.5 % de los crímenes de odio son por motivos raciales, el 20.8% por orientación sexual y el 17.4% por motivos religiosos, Donald Trump ha expresado su intención en revertir las leyes aprobadas en defensa de la comunidad LGBTT, le ha quitado importancia al movimiento “Black Lives Matter”, ha sembrado odio hacia los mexicanos y ha fomentado el odio hacia los musulmanes.  Hoy muchas personas están preocupadas, están angustiadas, y muchas más están aterradas, pero a muchos se les hace difícil entenderlo.  A esos los invito a reflexionar  esta cita de Martin Niemöller. “Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista. Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio,porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista. Cuando vinieron por los judíos, no pronuncié palabra, porque yo no era judío. Cuando finalmente vinieron por mí, no había nadie más que pudiera protestar.”

“ES UN MAL EJEMPLO PARA LA JUVENTUD”.

ektor

El actor y cantante Ektor Rivera ha sido el eje de la controversia durante estos días luego de que “salieran a la luz pública” unas fotos del ex participante de “Objetivo Fama” junto a la actriz y cantante Ana Villafañe en las que se les veía en lo que mucha gente ha catalogado como una “actitud romántica”.  Yo no voy a entrar en esta columna a especular si esto es cierto, si es falso, si es una estrategia publicitaria de la producción de “On your feet” la cual Ektor protagoniza en Broadway.  No soy reportero de farándula ni mucho menos me interesa serlo. En lo que si voy a entrar es en las reacciones que esta situación ha provocado en un sector demasiado grande para mi gusto de la población; desde decirle al ganador del show “Que Viva The Chosen” producido por Jenniffer López que era una basura, que no valía nada, hasta desearle que muera de cáncer.

Tengo que admitir que aunque conozco la capacidad del ser humano para hacer cosas maravillosas y de la misma manera también sé que somos capaces de acciones muy negativas, el haber visto que una persona pudiera desearle a otra que muriera de cáncer no deja de impresionarme y preguntarme; ¿por qué una persona puede ser así contra alguien a quién probablemente ni siquiera conoce?  Mi padre padeció esa terrible enfermedad y fui testigo de lo que el cáncer puede hacer en el cuerpo y en el espíritu de una persona, por lo cual jamás en la vida podría entender como alquien puede desearle algo así a otra persona.  Recuerdo cuando el ex presidente venezolano Hugo Chávez enfermó de cáncer que el cantante puertorriqueño Willie Colón hizo un comentario alusivo a su enfermedad.  Quizás para algunos podía ser entendible que alguien se alegrara de que un político enfermara de cáncer; ¿pero desearle a un joven talentoso y con un futuro por delante una enfermedad como esta?  Esto sólo puede ser producto de una mente enferma y de un ser lleno de odio y frustración con su propia vida.

Varios de los comentarios que pude leer en las redes sociales decían que Ektor Rivera era un mal ejemplo para los jóvenes y esto si es algo que quiero discutir.  Ektor es un hombre que nunca se ha visto involucrado en asuntos de drogas, de violencia, hemos visto como es un buen hijo, y hasta el momento nunca en su carrera que lleva cerca de 20 años se había visto involucrado en ningún escándalo personal.  Ektor es un artista en todo el sentido de la palabra; canta, baila, actúa y es un excelente artista gráfico y plástico.  A todo esto añadimos que el bayamonés participó destacadamente en “Objetivo Fama”, fue uno de los ganadores de un show producido por Jennifer López, participó en proyectos dramáticos en la televisión, protagonizó varias obras teatrales y musicales y actualmente es la estrella principal de un musical en Broadway.  ¿No es esto un ejemplo de trabajo, preparación, lucha y perseverancia?  Definitivamente lo es.  Ahora; ¿a qué se refieren estas personas cuando alegan que “es un mal ejemplo para la juventud”?  ¿Están estas personas refiriéndose a un ejemplo de “moralidad”?  Aquí es donde debemos analizar con más detenimiento la situación.  Al momento no tenemos elementos de juicio suficientes para decir categóricamente que la conducta del cantante y actor “faltó a la moral” por el hecho de ser casado, porque el cantante alega que es una estrategia publicitaria de la producción, pero vamos a suponer que fueran ciertas las acusaciones que los programas de chismes hacen del incidente. ¿Nosotros como padres debemos delegar la responsabilidad de que otras personas ajenas a nuestra familia y a nuestros círculos cercanos sean los que se conviertan en modelos a seguir de nuestros hijos?  ¿No es mi responsabilidad como padre enseñarle a mi hijo que una persona puede ser talentosa y ser admirada por él o ella pero que algunas conductas de esa persona no son lo que yo deseo para la vida de él como mi hijo o hija?  ¿Acaso una figura pública tiene que vivir su vida como yo deseo que la viva para que le sea ejemplo a mis hijos?  ¿Qué derecho tengo yo para establecer bajo que parámetros “morales” otro ser humano va a regir su vida? Estas son unas preguntas que me gustaría que reflexionáramos antes de darle respuestas.

Un artista hace lo que sabe hacer, ya sea cantar, bailar, pintar, actuar, dirigir o escribir.  Eso es lo que mueve a un artista, eso es lo que lo hace respirar y levantarse cada día, la exposición en los medios de comunicación masiva es resultado de su trabajo y su talento, no es lo que necesariamente busca el artista como fin y en muchos casos aprende a manejarlo pero no es lo que quiere.  A aquellos que dicen que “si se metió a artista tiene que aguantar presión” les pregunto; ¿y si en la carrera que usted ama y con la que se gana la vida de repente le surgiera la misma atención de los medios, usted se retiraría o “tendría que aguantar presión”?  ¿Es Ektor Rivera un modelo positivo para la juventud?  El artista y el hombre que trabaja y lucha por sus sueños definitivamente lo es.  Ahora le voy a hacer una pregunta a todos esos que han despotricado contra el artista; ¿es usted un ejemplo para sus hijos, sus sobrinos, sus hermanitos, los niños y jóvenes de la comunidad a la que usted petenece?  Eso es lo que realmente le debe preocupar, que esos niños y jóvenes que están cerca de usted lo vean como ejemplo positivo porque al fin y al cabo usted es el que está cerca, usted es al que ven todos los días y de usted es que van a aprender muchas cosas que van a repetir y que van a formar su carácter como adultos.  Les voy a dar un consejo a esas personas que están tan indignadas con Ektor y que les preocupa que sea “un mal ejemplo para la juventud”: deje de estar pendiente de la vida de “los famosos” y no le enseñe a sus hijos con su ejemplo que ser “bochinchero” es una conducta normal y deseable, dedique ese tiempo que usa para sembrar veneno en las redes sociales a una actividad positiva con sus hijos, con sus sobrinos, con los jóvenes a los cuales dice preocuparle el “mal ejemplo” que puedan darle las figuras públicas.  Al fin y al cabo, ser bochinchero, promover el odio, la vulgaridad, los insultos y la pérdida de tiempo en actividades dañinas a la vida de otros, es el peor ejemplo que se le puede dar a nuestra juventud.   Hoy Ektor fue la “llave de pase” para dejar salir el odio de la incorformidad con las vidas propias.  Hoy fue Ektor, mañana va a ser cualquier otro famoso que les brinde la más mínima excusa para soltar su odio por no vivir sus vidas como hubiesen querido.

 

 

 

 

NO NECESITO A dIOS

 

10548047_10152286405001794_9087591068895747455_o

Usualmente escribo sobre las temas que las personas están comentando en las redes sociales en ese momento y los títulos de las columnas son tomados de algo que vi que alguien escribió en las redes sociales o en los comentarios de los periódicos en el internet.  Este escrito es hace dos años y mi facebook se encargó de recordármelo.  Al verlo nuevamente me hizo recordar cuantos escritos veo en las redes sociales  sobre dios, sobre los likes que debes dar para que dios te conceda cosas, los likes que debes dar para que dios sane a una persona, los likes que debes dar para que dios “salve a Puerto Rico” y mil cosas más que no tendría espacio en este blog para contarlo.  Hoy decido compartirlo en el blog porque está más vigente que nunca.  ¿O es que nunca dejará de estar vigente?

NO NECESITO A dIOS:

No necesito a dios para que provea el pan en mi mesa, para eso trabajo día a día. No necesito a dios para no hacerle daño a otras personas, para eso tengo el sentido común, el respeto y la solidaridad con los demás seres humanos. No necesito a dios para pedirle que me de cosas materiales o para que se me cumplan mis sueños, para eso me empeño, me educo, me preparo y lucho día a día. No necesito a dios para que me consiga quien me quiera de verdad, para eso lucho por ser honesto, serio, y empático con mis semejantes. No necesito a dios, para pensar que existe un infierno y un cielo, y que si me comporto de X o Y manera voy al infierno o voy al cielo, para eso tengo la conciencia que me dice lo que es la causa y el efecto. Si necesito a Dios porque soy su creación, si necesito a Dios porque soy parte de Él, y si necesito a Dios porque lo siento cada vez que abro los ojos, que respiro, que miro a la naturaleza y que veo la capacidad del ser humano y de los animales de expresar el amor. Mi relación con Dios no se basa en lo que se basa la tuya que es en el que dios sea tu proveedor, tu mago, tus controles, pero eso no significa que mi relación con Dios sea inferior a la tuya. Tu arrogancia de pensar que tu relación con dios es la única valiosa me hace reafirmarme que no necesito a tu dios, porque vivo muy feliz con Dios, el que se escribe en mayúscula.