DE MARÍA, LAS ESCUELAS Y CONTRATOS PARTE 2

HAZ CLICK AQUÍ

Anuncios

¡LO QUE HACE FALTA ES LA PENA DE MUERTE!

20526053_461090514246454_657283423779175936_n

Seis miembros de una misma familia mueren en Dorado como resultado de un accidente provocado por un tiroteo entre individuos que viajaban en dos vehículos ajenos a la familia fallecida.  Nuevamente personas inocentes se convierten en víctimas de acciones de individuos aparentemente involucradas en el narcontráfico.  Eventos como este donde tres niñas y dos adultos pierden la vida deberían servir para que reflexionáramos hacia donde estamos caminando como pueblo, y que pensáramos aunque fuera por un momento si lo que hemos hecho hasta ahora ha funcionado o ha contribuído a que vivamos en una sociedad tan violenta como la que tenemos y en que medida hemos contribuído u obstaculizado el narcotráfico.  En un momento en el que deberíamos hacer una mirada introspectiva sobre el trágico evento, muchos deciden utilizar el discurso violento para combatir la violencia que se pasea por las calles de nuestro país.  “Aquí lo que hace falta es la pena de muerte”, “Lo que hay que hacer es matarlos a todos”, “Que me los dejen a mí que yo los pico en cantos”.  Estos son solo algunos de los comentarios que se repiten hasta la saciedad en las redes sociales y en los comentarios de los foros de la prensa electrónica sobre esta noticia.  Esto no está muy lejos de los comentarios que podemos leer cuando se publica alguna noticia sobre abuso sexual a un menor donde gran parte de la ciudadanía habla de todas las aberraciones sexuales que le harían al sospechoso del abuso, y se ríen, disfrutan, y hacen chistes de todo lo que quisieran que le hicieran sexualmente en la cárcel al sospechoso del delito.  Estas personas hablan en contra de la violencia, pero para hacerlo recurren a actitudes igual o más violentas que los hechos que provocan su indignación.  Es como si utilizaran la tragedia que les tocó vivir a otras personas como válvula de escape para su propia violencia y furia.  No hay que ser demasiado brillante para darnos cuenta con esto que vivimos en un país enfermo emocionalmente, un país que necesita repensarse, un país que necesita salir de “soluciones violentas” y llenas de odio, o de dejar de achacar a los políticos y el estatus todos los males sociales de nuestro país.  Con esto no quiero decir que gran parte de nuestros males sociales no estén relacionados de alguna manera u otra a nuestra condición colonial, pero es importante en este momento reflexionar sobre quienes somos como sociedad y cómo nos comportamos y reaccionamos ante eventos como este.  Existen muchos factores que pueden llevar a un individuo a las adicciones, y mientras existan consumidores para las drogas el narcontráfico continuará.  A su vez, existen muchas maneras para el manejo de la venta y consumo de drogas que han funcionado en otros países que han redundado en la reducción de la criminalidad.  Igualmente cuando una persona decide quitarle la vida a otra por intereses económicos, es claro que los valores de esa persona le permiten decidir que vidas merecen respeto, y cuáles vidas no lo merecen partiendo de su escala de valores y el respeto al ser humano.  Hay muchas medidas que se han puesto en el tapete o en la discusión pública que podrían ayudar a manejar el asunto de la adicción a drogas, el narcotráfico y la criminalidad que esta actividad delictiva provoca.  Ya se ha comprobado en otras partes del mundo que estas estrategias y legislación ha provocado una reducción dramática en los crímenes violentos asociados a la venta y consumo de estupefacientes, pero un sector grande de la sociedad, probablemente ese mismo que propone “violencia contra violencia” se opone a la mayor parte de estas opciones por “convicciones morales y/o religiosas.”  De la misma forma, probablemente ese mismo sector es el que se opone férreamente a las iniciativas educativas que fomentan la equidad entre todos los seres humanos.  Mientras más eduquemos a nuestros ciudadanos sobre el respeto, el amor y el valor de la vida y la dignidad de todos los seres humanos, mas adelantaremos en la búsqueda de que nadie entienda que una vida humana es más o menos valiosa que otra.  Muchos de los que presentan oposición a leyes o iniciativas que promueven el respeto y la equidad de derechos y oportunidades para todos los seres humanos aluden también a “principios religiosos y morales” para su oposición a medidas que puedan adelantar la equidad y el respeto hacia todas las personas.  Queremos resultados diferentes pero no estamos dispuestos bajo ninguna circunstancia a cambiar los estilos que hemos llevado hasta el momento que claramente no han funcionado.  Queremos acabar con la violencia pero fomentamos la violencia hacia otros seres humanos con nuestro discurso violento y de no respeto a la dignidad y la vida humana.  Tragedias como la que ha tocado a esta familia del pueblo de Dorado deben servir para que reflexionemos sobre que estamos haciendo mal, y para que nos demos cuenta que tenemos que tomar acción ya para manejar el grave problema del narcotráfico en la isla, y que tenemos que luchar con todas las fuerzas para que el respeto a la dignidad y a la vida humana sea prioridad en la educación de nuestros ciudadanos y esto le corresponde al estado ya que las familias evidentemente han fallado al respecto.  Es tiempo de quitarnos el “disfraz de religiosidad y moralidad” hipócrita que usamos para camuflajear otras intenciones, y movernos a buscar verdaderas soluciones porque definitivamente lo que hemos hecho hasta el momento, no ha funcionado.

“EL QUE NO QUIERA ORAR QUE NO ORE”

johnnymendez

Primero fue la “pastora legisladora” y ahora el Presidente de la Cámara de Representantes decreta “40 días de ayuno y oración.”  En un momento como el que está viviendo la isla donde se ha aprobado una “Reforma Laboral” que amenaza con lacerar mucho más nuestra economía y que pinta un panorama funesto para nuestra juventud, estos dos individuos dedican su energía, esfuerzo y tiempo pago con fondos públicos a promover una fe religiosa en particular violentando de manera crasa la separación de Iglesia y Estado. No hay ningún problema con que la “pastora legisladora” y el caballero que necesita ayuno durante 40 días profesen su fe cristiana; de hecho esto es algo que se lo garantiza la libertad de culto y la propia separación de Iglesia y Estado.  El asunto con estos dos personajes es el hecho de que la “pastora legisladora” pretende intervenir con las directrices de la Superintendente de la Policía de Puerto Rico sobre la imposición de oraciones de corte cristiano por parte de superiores en horario de trabajo y en su espacio de trabajo a personas que no profesan su misma fe, y por otra parte el representante Carlos Méndez Nuñez pretende que los legisladores se “unan voluntariamente” a estos 40 días de ayuno y oración, pero los legisladores de su partido que no lo hagan; “el va a hablar con los alcaldes.”  Como si esto fuera poco la legisladora sometió un proyecto de ley sobre las “iglesias-escuelas” que pretende brindarle a estos “centros educativos” unas libertades y autonomía que hay que mirar con mucho más detalle.  De hecho, ella defiende que el Estado no intervenga de ninguna manera con las “Iglesias-escuela” tomando como defensa la separación de Iglesia y Estado pero de la misma manera esta señora quiere imponer el cristianismo dentro de los espacios gubernamentales incluídas las escuelas.  ¿Es que acaso la separación de Iglesia y Estado es solo cuando les conviene?  Me parece curioso que nadie le preguntó al legislador que quiere ayunar durante 40 días a que se refería con que “aquellos legisladores que se nieguen a incluirse en la iniciativa, procedería a conversar con los alcaldes”.  Todos sabemos el rol tan importante que juegan los alcaldes en la selección de los legisladores de sus distritos.  Un legislador que quiera permanecer en un escaño debe tener una buena relación con los alcaldes de los pueblos que comprenden su distrito y en muchas ocasiones responden a presiones de estos alcaldes.  ¿O sea, que es voluntario de parte de los legisladores pero aquellos que no participen tendrán consecuencias con sus alcaldes?  ¿Acaso esto no es una imposición de una fe religiosa sobre otras?  ¿No es obvio que esto es una obvia violación a la separación de Iglesia y Estado?  Veo muchas personas que han repetido como el papagayo que “el que no quiera orar que no ore.”  Claro, el que no quiera orar que no ore, y el que quiera orar que ore, pero que lo haga fuera de sus horas laborables, no obligue a otros a que lo hagan si no quieren, no provoque separación y discriminación en el espacio de trabajo con quienes no lo quieren hacer, y mucho menos que tome represalias contra los que se opongan y se atreven a enfrentarlos. Los espacios de trabajo son lugares donde millones de personas de diferentes ideologías religiosas o espirituales acuden a ganarse el sustento.  Estos espacios deben fomentar la productividad, el buen ambiente de trabajo y la comodidad para aquellos que allí trabajan.  La imposición de cualquier fe religiosa en un mundo como el nuestro donde abunda la diversidad religiosa es un atropello a los derechos de todos aquellos que no profesan la misma fe.   Soy de los que cree que la oración, los buenos deseos y las vibraciones positivas siempre son bienvenidas, pero cuando veo la situación que atraviesa nuestra nación y escucho a estos dos individuos “entretenernos” y enajenarnos con el asunto de la oración, reconozco la incapacidad de estos dos seres en realizar su trabajo en la Casa de las leyes en la búsqueda de alternativas para echar nuestro país hacia adelante y recurren a la antigua treta para no hacer nada de “Vamos a dejarlo todo en manos de Dios.”  Su trabajo es legislar, trabajar por el futuro del país, presentar alternativas y ponerlas en efecto.  Mientras estos dos individuos se quedan en silencio ante los contratos de miles de dólares que se están otorgando en el Gobierno mientras a los empleados públicos y a los de la empresa privada se les oprime con leyes en contra de su bienestar, estos legisladores que ganan sueldos jugosos deciden que no van a hacer nada por ayudar al ciudadano y que lo van a “poner en manos de Dios.”  ¿Estos legisladores creen que la oración y el ayuno van a ayudar a mejorar nuestro país?  Pues que se pongan a hacer su trabajo y que en su horario libre convoquen a TODAS las religiones a reunirse en un mismo espacio y unir sus voluntades y buenos deseos en pro del bienestar de nuestra isla.  ¿Se atreverán a tomarse la mano con el yoruba, con el espiritista, con el hare krishna, con el judío, el satánico, con el panteísta, con el agnóstico y con el ateo en un momento de reflexión?  ¿Estarían abiertos a que en esta actividad cada una de estas religiones tuviera espacio igual que el cristianismo y lo respetarían?  Lo dudo porque esto no se trata de libertad de culto, esto se trata de la imposición del cristianismo como estrategia para que no les reclamemos su inacción y complicidad en contra del futuro de nuestra clase trabajadora.  Antes el cristianismo se imponía con la espada, después con la Inquisición y ahora se hace de esta manera.

PORQUE NO HAY UN DÍA DEL HOMBRE.

yo 1de

Hombre, heterosexual, educado, cisgénero, clase media hacia arriba, y blanco, o al menos parecerlo.  En otros tiempos tener todas esas características podían llevarte a tener una vida más tranquila, con menos problemas y quizás hasta feliz.  Hoy esas mismas características quizás podrían llevar a un hombre a tener una vida un poco más complicada que la de los hombres iguales a ellos en el pasado.  Nuestra sociedad ha ido cambiando con el tiempo, y muchos de los que no tienen ninguna o solo algunas de esas características que ya mencioné están dispuestos a luchar por tener las mismas oportunidades, los mismos derechos y el mismo respeto que tiene un hombre heterosexual, cisgénero, educado, de clase media alta hacia arriba y blanco, o que al menos lo parezca.  Este cambio presenta un reto para el hombre de hoy en día que no tenía que enfrentarse a esto en el pasado porque en el pasado el que no cumpliera con esos requisitos (o alguno de ellos) por miedo no se molestaba en reclamar equidad .  Un hombre no sabe lo que es que se le diga que no puede ejercer o tener x o y ocupación porque es hombre y ya por eso no tiene la capacidad de hacerlo.  Un hombre heterosexual no sabe lo que es que se le diga que no hable de su relación amorosa, porque eso es su intimidad y que a nadie le interesa.  Un hombre educado no sabe lo que es ni siquiera poder competir para un empleo y aspirar a mejores condiciones de vida porque no existe un papel que le garantice el acceso a esa entrevista de trabajo.  Un hombre de clase media hacia arriba no sabe lo que es decidir si estudiar o trabajar para poder mantenerse o mantener a su familia.  Un hombre blanco no sabe lo que es que por el color de su piel se le mire de manera sospechosa cuando entra a una tienda  o que pueda ser considerado como “sospechoso de algo” y ser intervenido por la policía por que su piel no es lo suficientemente clara.

Muchos hombres se preguntan por qué no existe un Día del Hombre.  Quizás esos hombres no entiendan porque no lo viven, que el Día de la Mujer lo que busca es reconocer la lucha de las mujeres por la equidad de derechos, de igualdad en las condiciones de trabajo y para recordar la muerte de más de 140 mujeres trabajadoras en un trágico incendio en una fábrica en Nueva York en 1911.  Otros hombres y mujeres heterosexuales se preguntan por qué no existe un día de Orgullo Heterosexual porque quizás desconocen que el Día de Orgullo Gay se celebra en reconocimiento a las luchas de Stonewall en Nueva York.  Quizás a los heterosexuales se les haga difícil entender porque no han vivido el hostigamiento de la policía en sus lugares de entretenimiento por el hecho de ser heterosexuales. Quizás a un hombre o una mujer blanca se le hace difícil entender porque exista un movimiento llamado Black Lives Matter, y algunos han reclamado el “All Lives Matter”, “Blue Lives Matter” y no faltará el que pida un “White Lives Matter”, cuando en nuestra sociedad la policía no interviene de la misma manera y con la misma frecuencia con una persona por considerarla “sospechosa” por el mero hecho de tener la piel blanca.  Hay otros que no entienden que haya una bandera gay y hasta se preguntan por qué no hay una bandera heterosexual porque quizás no han podido crear conciencia que las banderas son símbolos de naciones o de sociedades y que estas se le otorgan significados partiendo de quienes pertenecen a esa mayoría que establece esa bandera y de los que las oficializan.  La bandera de Estados Unidos por ejemplo en el 1782 se dijo que “el color blanco simboliza su color de piel e inocencia, el rojo, sangre y valor y el azul, el cielo, perseverancia y justicia.”  Creo que no es necesario explicar que de los símbolos de esta bandera se deduce claramente que se excluía a los indígenas, a los negros, a las mujeres, y solo representaba a los hombres que en aquel momento se les reconocía como ciudadanos con todos los derechos.

Hoy tanto en Los Estados Unidos de América como en Puerto Rico se dieron cambios políticos que ponen en peligro todos los logros adquiridos por las minorías como las mujeres, las personas de color, los inmigrantes, la comunidad LGBTT y las religiones no cristianas.  Este es un momento en que estos grupos tienen que luchar mucho más por la visibilidad, por los derechos adquiridos, y no tiene que ser visto como búsqueda de división, si no como reafirmación de lo conseguido y una señal clara de que no estamos dispuestos a dejar que se nos arrebate lo logrado hasta el momento.  Si se te hace difícil entender estas luchas desde la comodidad de tu “privilegio blanco”, “privilegio de hombre”, “privilegio de heterosexual”, “privilegio de clase económica”, “privilegio cristiano”, te pido que analices un momento que pasaría si no fueras lo que eres y fueras mujer, negro, pobre, no educado, no cristiano, o de la comunidad LGBTT.  Quizás esto te ayudaría a entender la lucha de los grupos marginados, y te facilitaría ponerte en el lugar de ellos en un momento tan importante de la historia para defender lo que tanto sufrimiento, sangre y esfuerzo ha costado.  Puedo comprender que se te haga difícil entender lo que no vives en carne propia, lo que no puedo entender, ni voy a aceptar es que quieras minimizar e invalidar las luchas de los que no tienen tus privilegios.  Disfruta tus privilegios mientras los tengas, pero no pretendas que creamos que todos tenemos los mismos privilegios que tú tienes.  A los que no los tenemos nos queda mucho camino por recorrer y mucha lucha que llevar.  Cuando todos seamos iguales, y no existan privilegios, entonces, ya no nos escucharás mas hacer valer nuestra voz y nuestros derechos.

¡DE SEXO, A MIS HIJOS LOS EDUCO YO!

1462949668

A tan solo horas de haber sido seleccionado por los votantes como el próximo Gobernador de Puerto Rico, el Dr. Ricardo Roselló Nevárez hizo pública mediante un comunicado de prensa su postura en contra de la educación sobre perspectiva de género en las escuelas públicas del país de la manera en que está contenida en la Carta Circular Núm.: 19-2014-2015 del 25 de  febrero de 2015.  El Gobernador electo añadió y cito: “Mi compromiso con Puerto Rico es que el poder de decidir dónde y cómo se da la educación sexual en los niños reside en los padres. Por lo tanto, haremos cambio ante ello.”

Ricardo Roselló habla de “la educación sexual” cuando se refiere a educación sobre perspectiva de género, y aunque son temas que están relacionados el uno con el otro, no son la misma cosa.   Voy a darle la ventaja de la duda al doctor Roselló de que desconoce que una cosa es educación sobre perspectiva de género y otra educación sexual, aun cuando una persona que  proviene de la rama de las ciencias debe conocer la diferencia de estos dos conceptos.  También voy a darle el beneficio de la duda de que Ricardo Roselló desconoce que la educación sexual se ha impartido en el Departamento de Educación durante décadas sin que ninguno de estos politicos que se oponen, líderes religiosos o padres se hayan expresado masivamente en contra de la educación sexual que se ofrece en los cursos de salud en nuestras escuelas públicas.  De hecho, la educación sexual se ofrece en las escuelas del sistema educativo del gobierno desde el nivel intermedio siendo las enfermedades de transmisión sexual una de las primeras unidades a estudiarse .  Estos cursos tienen que ser impartidos por maestros certificados en el área.

El Gobernador electo dice que “el poder de decidir dónde y cómo se da la educación sexual en los niños reside en los padres.”  Este es un aspecto que es importante analizar con mayor detenimiento, seriedad y responsabilidad.  Las enfermedades de transmisión sexual en nuestra isla son un asunto serio de salud pública que crea problemas al gobierno que tiene que brindar servicios de salud a los ciudadanos y también se convierte en un problema económico que tiene que asumir el estado.  De acuerdo a estadísticas del Departamento de Salud de Puerto Rico, las enfermedades de transmisión sexual han estado en ascenso en estos últimos cinco años.  La educación es la herramienta más efectiva para evitar las enfermedades de transmisión sexual, y es responsabilidad del estado educar a sus ciudadanos ante un tema tan serio como este.  Le pregunto al Dr. Roselló; ¿qué pretende implementar para que todos y cada uno de los ciudadanos que son padres o están criando niños estén preparados responsablemente para brindar la educación sexual que la sociedad y el estado necesitan para prevenir enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, y abuso sexual de menores entre otros muchos problemas que trae la desinformación o la poca educación sexual?  Según estadísticas del Departamento de Salud, todos los días al menos 2 menores son llevados a los hospitales presentando señales de abuso sexual.  Se estima que al año ocurren alrededor de 54,000 casos de abuso sexual de menores.  En la mayor parte de los casos de abuso sexual de menores, el agresor es un familiar cercano, siendo en muchas ocasiones el propio padre o madre biológico.  ¿Están estos padres preparados para educar sexualmente a sus hijos?  ¿Podría una persona que ha estado expuesta desde su infancia al abuso sexual en su familia entender que es una víctima sin la educación formal que el estado provee sobre educación sexual?  De hecho, infinidad de casos de abuso sexual por parte de un familiar son descubiertos en las escuelas por maestros o personal de apoyo como orientadores o trabajadores sociales.

Muchas personas que favorecen la idea del futuro Gobernador, dicen que sus líderes religiosos pueden servir como consejeros en la educación sexual de sus hijos.  ¿Están los pastores, los sacerdotes y otros líderes religiosos preparados como lo está un maestro de salud certificado para educar con el fin de prevenir los problemas antes mencionados?  En este aspecto tengo que señalar que aunque no todos los sacerdotes ni pastores son agresores sexuales si no una minoría de estos, tendríamos que pensarlo mucho en confiar la educación sexual de nuestros hijos en personas que con las políticas de sus organizaciones religiosas han sido encubridores sistemáticos de abusos sexuales de menores cometidos por sus sacerdotes y pastores?  ¿Puedo confiar la educación sexual de mis hijos a una institución que ha fracasado en educar sexualmente a sus propios sacerdotes y pastores?

Ya aclarado el punto de la importancia de la educación sexual para los intereses del Estado vs. delegar la educación sexual de los ciudadanos en las manos de personas no aptas para esto hay que reflexionar sobre las posturas de Roselló Neváres sobre la educación sobre perspectiva de género y como no educar sobre esta asunto también provoca problemas al Estado.

De acuerdo a estadísticas de la Policía de Puerto Rico, anualmente se presentan aproximadamente 10,000 casos de violencia de género en la isla, siendo la mayor parte de las víctimas mujeres.  Esas misma estadísticas revelan que desde el 2000 a lo que va del 2016, 318 mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas hombres en incidentes de violencia de género, lo que significa que anualmente mueren 19 mujeres como resultado de la violencia de género.  El problema de la violencia de género no se resuelve con penas mayores a los agresores, este problema se resuelve con educación, y la educación debe comenzar desde edad temprana para romper todos esos patrones machistas que se traen de la sociedad y el hogar que validan la violencia de género y la justifican.  Hombres y mujeres educados sobre la equidad de género serán ciudadanos más respetuosos del ser humano que comparte la vida con ellos.

Ricky Roselló también se expresó acerca de su intención de no permitir que los estudiantes transgéneros en las escuelas públicas del país utilicen el uniforme que corresponda al género con el cual ellos y ellas se identifican.  Es importante recordarle al doctor Roselló, que  tan solo en el período comprendido entre los años 2009 al 2010 más de 14 personas fueron víctimas de crímenes de odio en la isla por su orientación sexual o por su género, y que de esos, cinco eran transgéneros o transexuales.  En muchos de estos casos las víctimas fueron decapitadas, desangradas hasta  morir y muchas atrocidades más.  ¿Es que acaso una persona transgénero no merece recibir el mismo respeto y amor de parte de la sociedad que recibe una persona cisgénero?  ¿Es qué no nos importa que las vidas de estas personas sean arrebatadas por otros que no respetan ni valoran la vida de un transexual por considerarlo inferior a ellos?  La transexualidad es una realidad dentro de nuestra sociedad, y el hecho de no estar informados sobre ella no es excusa para dejarlos desprotegidos de la ley, y mucho menos no querer utilizar las herramientas que nos brinda la educación para reducir las posibilidades de que este sector de nuestra población sea víctima de criminales que no han sido educados sobre la equidad de género.  Hay una cosa en la que si estoy probablemente de acuerdo con el futuro Gobernador de Puerto Rico: a los padres le corresponde la educación de sus hijos, sobre todo la educación en valores como el respeto a la dignidad humana, a la vida, a la diversidad, pero sobre todo el amor al prójimo.  La educación de los niños de nuestra patria tiene que ser compartida, pero no se va a excluir al Estado de renglones demasiado importantes para éste que van a redundar en una sociedad con una mejor salud pública, una mejor calidad de vida, de amor al prójimo, pero mucho más importante, de equidad y dignidad humana.  Estamos ante un momento crucial donde no podemos retroceder 40 años atrás con relación a los derechos ni a la dignidad del ser humano.  No podemos permitir que la vida y la salud de nuestros ciudadanos esté en juego para complacer caprichos de grupos religiosos fundamentalistas o personas con agendas de desigualdad y odio.

SI ESTAS DE ACUERDO POR FAVOR ENTRA A ESTE ENLACE Y FIRMA LA CARTA.

https://www.change.org/p/hon-ricardo-rosell%C3%B3-nev%C3%A1rez-no-eliminar-la-educaci%C3%B3n-sobre-perspectiva-de-g%C3%A9nero-en-las-escuelas-de-puerto-rico?recruiter=2645253&utm_source=share_petition&utm_medium=twitter&utm_campaign=share_twitter_responsive

 

: