“COMPARTE UN DÍA CON LA SECRETARIA”

Screenshot_20180908-143523_Facebook (1)

En la página oficial del Departamento de Educación de Puerto Rico aparece actualmente un anuncio que lee: “Comparte un día con la Secretaria.”  Cuando ví esta iniciativa me pareció interesante y hasta pertinente que en este momento en que se han cerrado tantas escuelas alegando falta de matrícula, pero por otro lado se están utilizando vagones ante la necesidad de salones y se van a construir nuevas escuelas, la Secretaria de Educación decida pasar “un día” con estudiantes del sistema de educación pública del país.  Al fin y al cabo “el centro” del Departamento de Educación de Puerto Rico debe ser el estudiante.  ¿Quiénes mejores que los propios estudiantes para expresarle a Julia Keleher los sentimientos de aquellos que día a día se tienen que enfrentar al hacinamiento dentro de los salones de clases, a la falta de materiales para cumplir cabalmente con su proceso de aprendizaje, a la falta de recursos humanos porque “el Departamento no los ha nombrado todavía”, al ausentismo de maestros en muchas ocasiones por las condiciones laborales a las que son sometidos, al “bullying” del que son objeto por ser diferentes en un sistema que elimina la educación sobre perspectiva de género?  Bajo todas estas circunstancias la iniciativa del Departamento de Educación de invitar a través de su página oficial a “pasar un día con la secretaria” parece una idea genial y necesaria, pero para ser seleccionado a estas “reuniones” hay que cumplir unos requisitos y el que encabeza la lista es “Promedio académico de 2.50 o más”.  Fui maestro dentro del sistema de Educación Pública de Puerto Rico durante 18 años y de esos, 17 fueron como maestro dentro de la Unidad de Escuelas Especializadas del Departamento de Educación.  Aunque estaba en desacuerdo con el requisito de tener 2.50 o más de promedio para poder ser admitido a una escuela especializada, el hecho de que un estudiante de una escuela especializada tiene una carga académica doble comparada con un estudiante de una escuela regular, podía entender el requisito del promedio mínimo de 2.50 para ser admitido a una escuela especializada.  En el caso del “Día con la Secretaria” no entiendo porque la lista de requisitos es encabezada por “Promedio Académico de 2.50 o más.”  ¿Es que acaso solo los estudiantes “de 2.50 o más” tienen preocupaciones y necesidades que expresarle a la Secretaria de Educación Julia Keleher?  ¿Solo estos estudiantes “privilegiados” tienen la capacidad para reunirse con la cabeza del sistema de educación pública del país?  ¿Acaso los estudiantes con promedios menores a 2.50 no son de importancia para el Departamento de Educación Pública de Puerto Rico, o es que sólo los estudiantes con “promedio académico de 2.50 o más” merecen estar al lado de la secretaria de educación.? Cuando uno continúa leyendo los requisitos para ser parte de esta actividad nos encontramos con que el último requisito en la lista es escribir un ensayo en el que se explique “¿Qué te motiva a querer estar un dia con la Secretaria?”, o sea, que lo que debe ser el requisito más importante de esta iniciativa es colocado en último lugar entre la lista de requisitos.  ¿Es que acaso esta iniciativa es parte de una campaña de relaciones públicas para limpiar la imagen de Julia Keleher?  Si no es así, invito a la secretaria de educación a que visite las escuelas más a menudo y abra el espacio a escuchar estudiantes del sistema de educación pública del país de todos los niveles socioeconómicos, de todos los niveles de aprovechamiento académico, de todas las ideologías espirituales y políticas, y de todas las diferentes vertientes de género.  De esta manera esta actividad se convertiría en un ejercicio pertinente y no sería otra estrategia de relaciones públicas del gobierno a la que solo tienen acceso los más privilegiados.

Anuncios

DOS HOMBRES DE DIOS

 

ricky-y-donald-cropped

Anoche decidí hacer lo que una gran parte del electorado en Estados Unidos y Puerto Rico hace el resto del tiempo que no es período eleccionario: enajenarse.  Anoche opté por apagar el televisor, salir de las redes sociales y sentarme a ver una serie de televisión.  Mientras millones de ciudadanos en Puerto Rico y Estados Unidos permanecían entretenidos con los programas noticiosos que proclaman en la isla a Ricardo Roselló como Gobernador electo, y se dejaban notar claras señales de que Donald Trump regiría los destinos de la Nación Americana por los próximos cuatro años, yo miraba un capítulo de la serie de Amazon, Transparent.  Trataba en vano de quitar de mi mente la más leve idea de que lo que se había logrado en la isla y en Estados Unidos en defensa y protección de los derechos de las mujeres, de los inmigrantes, de la libertad de religión, la separación de Iglesia y Estado y los derechos de la comunidad LGBTT, estaban nuevamente en peligro.  Quizás la historia de una mujer transexual de edad madura no era la mejor herramienta para tratar de enajenarme de lo que ya era una realidad.  Quizás hubiese sido el momento perfecto para disfrutar de “Risas en Combo”, “Keeping up with the Kardashians”, o cualquier programa de chismes donde me enterara de la vida de los famosos mientras el mundo se caía a mi alrededor.  El cansancio de un día largo, lleno de trabajo terminó por rendirme y sin darme cuenta me quedé dormido.

Hoy, desperté en la mañana, más temprano de lo usual, con la absurda esperanza de que lo que había sucedido la noche anterior fuera una pesadilla, no fuera real, y solo fuera una broma que habían decidido jugarnos los medios de comunicación masiva.  Como es usual, comencé mi día mirando los titulares de los periódicos y luego di una pequeña mirada a mis redes sociales.  Ya no quedaba duda, Ricardo Roselló sería el Gobernador de la isla y Donald Trump el presidente de los Estados Unidos de América.  Un grupo enorme de electores en Puerto Rico y en Estados Unidos, que ni siquiera habían leído los programas de campaña de esos candidatos, que no podían debatir sin usar insultos y memes pre-fabricados como argumentos,  y que solo se interesan en la política en período eleccionario porque los entretiene, habían decidido que estos dos caballeros iban a regir los destinos de esos paises.  ¿Me soprende que hayan salido electos los dos peores candidatos de todos los que competían por esas posiciones?  No, realmente no me sorprende.  Solo bastaba ver las entrevistas que los medios le hacían a electores en Puerto Rico y Estados Unidos para darse cuenta de lo desinformados y faltos de argumentos que estaban la mayor parte de los votantes para defender a sus preferidos.  Lo que si me sorprendía era ver a un grupo grande de personas cristianas fundamentalistas, por un lado hablando de que ahora sí que la nación se dirigía hacia el camino de Dios, y a otros que profesan la misma fe, lamentarse espantados que Roselló y Trump hubiesen ganado las contiendas.  Tanto Trump como Roselló poseían de acuerdo a los analistas, las peores plataformas de campaña y muchas de sus propuestas no tenían explicación de como se iban a llevar a cabo, lo que significa que el éxito de estos dos candidatos no estaba basado en el análisis serio y profundo de sus plataformas.  Lo que si poseían estos dos caballeros era el apoyo masivo de grupos religiosos fundamentalistas y de conservadores moralistas que habían enfocado su discurso en el ataque a la comunidad LGBTT.  Lo que me parece inexplicable es que tanto los religiosos que celebraban, como los que expresaban su incredulidad en las redes sociales preferían ignorar muchas cosas. Los dos candidatos que defendían el matrimonio tradicional eran divorciados (Trump en varias ocasiones) y sus posturas morales con relación a la corrupción, la mentira, y el robarle a otros eran seriamente cuestionables.  ¿Cómo era posible que personas que defendían según ellos el concepto de familia tradicional pudieran apoyar a candidatos que no creían en la práctica personal en ese mismo modelo que ellos defendían?  Por otro lado, ¿por qué se quejaban algunos de estos religiosos del triunfo de Trump y Roselló cuando ellos mismos eran feligreses de iglesias que se encargaron de hacer política activa en pro de esos candidatos?  Obviamente son demasiados los factores que llevaron a la elección de los señores Trump y Roselló y no podemos señalar al fundamentalismo religioso cristiano como responsable, pero si es incompatible la “defensa de los valores morales y la familia tradicional” y los candidatos que apoyaron un sector enorme de este grupo religioso.

Hoy vi en el Facebook de mi hermana, como un miembro de mi propia familia le quitaba valor a nuestra tristeza y preocupación por la elección de estos candidatos.  Para muchos era una “reacción dramática”, “una exageración”, “a llorar pa’ maternidad”, y muchas cosas más que pude leer que demostraban dos cosas; o su enajenación total de las posturas y los discursos de esos candidatos en y antes de las elecciones, o su incapacidad de tener empatía con los demás seres humanos que fueran diferentes a ellos.  Mientras esas personas hoy se entretenían con sus “memes”, mientras hacían “bullying” a los que estaban lamentándose por el resultado eleccionario, y mientras “estrujaban el triunfo en la cara” a los perdedores, millones de hombres y mujeres en Estados Unidos y Puerto Rico, pensaban con terror que pasaría con ellos y su estatus migratorio, que pasaría con ellas cuando tomaran decisiones sobre sus cuerpos y sus derechos reproductivos, que pasaría con ellos cuando fueran víctimas de violencia de género, racial, o por orientación sexual.  En un país donde anualmente mas de 10,000 mujeres son víctimas de violencia de género, el doctor Roselló prometió quitar la educación sobre perspectiva de género del currículo del Departamento de Educación de Puerto Rico.  En una nación donde el 48.5 % de los crímenes de odio son por motivos raciales, el 20.8% por orientación sexual y el 17.4% por motivos religiosos, Donald Trump ha expresado su intención en revertir las leyes aprobadas en defensa de la comunidad LGBTT, le ha quitado importancia al movimiento “Black Lives Matter”, ha sembrado odio hacia los mexicanos y ha fomentado el odio hacia los musulmanes.  Hoy muchas personas están preocupadas, están angustiadas, y muchas más están aterradas, pero a muchos se les hace difícil entenderlo.  A esos los invito a reflexionar  esta cita de Martin Niemöller. “Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista. Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio,porque yo no era socialdemócrata. Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista. Cuando vinieron por los judíos, no pronuncié palabra, porque yo no era judío. Cuando finalmente vinieron por mí, no había nadie más que pudiera protestar.”

NO NECESITO A dIOS

 

10548047_10152286405001794_9087591068895747455_o

Usualmente escribo sobre las temas que las personas están comentando en las redes sociales en ese momento y los títulos de las columnas son tomados de algo que vi que alguien escribió en las redes sociales o en los comentarios de los periódicos en el internet.  Este escrito es hace dos años y mi facebook se encargó de recordármelo.  Al verlo nuevamente me hizo recordar cuantos escritos veo en las redes sociales  sobre dios, sobre los likes que debes dar para que dios te conceda cosas, los likes que debes dar para que dios sane a una persona, los likes que debes dar para que dios “salve a Puerto Rico” y mil cosas más que no tendría espacio en este blog para contarlo.  Hoy decido compartirlo en el blog porque está más vigente que nunca.  ¿O es que nunca dejará de estar vigente?

NO NECESITO A dIOS:

No necesito a dios para que provea el pan en mi mesa, para eso trabajo día a día. No necesito a dios para no hacerle daño a otras personas, para eso tengo el sentido común, el respeto y la solidaridad con los demás seres humanos. No necesito a dios para pedirle que me de cosas materiales o para que se me cumplan mis sueños, para eso me empeño, me educo, me preparo y lucho día a día. No necesito a dios para que me consiga quien me quiera de verdad, para eso lucho por ser honesto, serio, y empático con mis semejantes. No necesito a dios, para pensar que existe un infierno y un cielo, y que si me comporto de X o Y manera voy al infierno o voy al cielo, para eso tengo la conciencia que me dice lo que es la causa y el efecto. Si necesito a Dios porque soy su creación, si necesito a Dios porque soy parte de Él, y si necesito a Dios porque lo siento cada vez que abro los ojos, que respiro, que miro a la naturaleza y que veo la capacidad del ser humano y de los animales de expresar el amor. Mi relación con Dios no se basa en lo que se basa la tuya que es en el que dios sea tu proveedor, tu mago, tus controles, pero eso no significa que mi relación con Dios sea inferior a la tuya. Tu arrogancia de pensar que tu relación con dios es la única valiosa me hace reafirmarme que no necesito a tu dios, porque vivo muy feliz con Dios, el que se escribe en mayúscula.

SI USTED, NO ME VENGA CON EL YO NO ME QUITO.

lead_960

¿Yo no me quito robándome la luz y el agua, o yo no me quito economizando ambas y pagando mi factura? ¿Yo no me quito apoyando al comerciante local o yo no me quito comprando en Walmart? ¿Yo no me quito pagando mis “taxes” o yo no me quito inventándome dependientes que no son ciertos? ¿Yo no me quito dando mi tiempo y labor a la comunidad a la que pertenezco o yo no me quito viendo como me paso de listo y me aprovecho de los demás? ¿Yo no me quito siendo activista cuando se necesita mi apoyo y mi voz en las calles o yo no me quito sentado frente a una computadora criticando a los que si protestan? ¿Yo no me quito hablando de los cuponeros y de los del caserio, o yo no me quito denunciado los abusos de los ricos y de Wall Street? ¿Yo no me quito criticando a los políticos del partido contrario, o yo no me quito informándome quien es quién en la política y rechazando a los pillos y mediocres aún cuando sean de mi partido? ¿Yo no me quito defendiendo la educación de mis hijos y la justicia social, o yo no me quito abogando porque mentes retrógradas y prejuiciadas quieran tomar control de la educación? ¿Yo no me quito apoyando a nuestros artistas y nuestros atletas, o yo no me quito viendo programas de chisme donde destruyen sus reputaciones?  ¿Yo no me quito luchando por el bienestar del país y rechazando leyes que nos quiten derechos y nos opriman, o yo no me quito aceptando y aplaudiendo todo lo que haga el opresor? ¿Yo no me quito  reconociendo los talentos de nuestros jóvenes productivos, o yo no me quito pendiente de la última payasada de la “figura de las redes sociales” de moda?  Hay muchos puertorriqueños que se han ido y desde la diáspora luchan con todas sus fuerzas por el bienestar de su patria, y también hay muchos que se quedan que ponen a su terruño como prioridad ante los intereses personales, y ninguno de estos “se quita”, ni en la isla, ni fuera de ella. Lo curioso es que la inmensa mayoría de estos no hace alarde de su “yo no me quito” ni se lo estruja a nadie en la cara, pero existen otros que “no se quitan”, pero solo piensan en su bienestar no importa como y los demás que miren a ver como resuelven.  A estos últimos, les digo que no me vengan con la hipocresía de “yo no me quito”. No está engañando a nadie.  Usted se quitó hace tiempo en ayudar a echar el país adelante. ¿O quizás nunca lo estuvo? Síguenos en twitter@abimaelacosta y en facebook @abimaelacostawriter

GRACIAS POR VISITAR EL BLOG.  LOS INVITO A LEER OTRAS COLUMNAS DEL BLOG Y A VISITAR LA PAGINA DE YOUTUBE DE UN PROYECTO QUE ESTAMOS REALIZANDO UN GRUPO DE BORICUAS EN LOS ANGELES Y SUSCRIBIRSE:https://www.youtube.com/watch?v=LLzEHpWMy1E

NO, NO ME DIGAS QUE ES LO MISMO.

victims

Decir que el islam, el cristianismo o el judaismo son totalmente responsables de lo que sucedió en la discoteca Pulse en Orlando es irresponsable y quién lo haga necesita revaluar sus posturas, pero este es el momento de reflexionar sobre el papel que cada cual ha jugado para que situaciones como estas puedan darse de esta manera. Son muchos los factores que desencadenaron en la tragedia que tronchó la vida de al menos 23 puertorriqueños, pero pretender decir que el fundamentalismo religioso de extrema no es responsable es una afrenta contra las víctimas y perpetúa el problema.  Los libros sagrados de estas tres religiones que menciono tienen pasajes donde fomentan y justifican la violencia contra la comunidad LGBTT y eso es real, eso no se lo inventó nadie, es algo que está en esos libros sagrados, pero está en manos de cada seguidor de estas religiones en tomar lo bueno y rechazar lo dañino de sus libros sagrados. Yo creo que ver esto como una tragedia más, y compararlo con otras masacres, lo que hace es continuar invisibilizando y negando un problema real que existe y es la discriminación y el odio que fomenta un sector del fundamentalismo religioso cristiano, musulmán y judío hacia la comunidad LGBTT. He visto varios mensajes de personas cristianas y musulmanas rechazando la violencia de los actos de Orlando, pero no invisibilizando la comunidad LGBTT que al fin y al cabo fue la que sufrió la mayor parte de las muertes en la discoteca Pulse. Muchos de estos cristianos han tenido la sensibilidad de entender que los actos de violencia fueron contra la comunidad LGBTT por el hecho de ser quienes son y se han disculpado en nombre del fundamentalismo extremista cristiano y musulmán. Por otro lado algunas personas han traído las muertes de cristianos en Kenia, las cuales muchos lamentamos y señalamos hace mas de un año, que fue cuando sucedió y no ahora. Traer la tragedia de Kenia como si hubiese sucedido recientemente y decir que “murieron 147 cristianos y a nadie le importa pero mueron 49 homosexuales y el mundo se quiere caer” es una forma de invalidar el hecho de que el atentado fue contra la comunidad LGBTT y es un ataque al dolor de los que sufrimos esas pérdidas humanas. Los que murieron recientemente fueron 49 personas en una discoteca LGBTT, murieron a manos de un homofóbico religioso fundamentalista de extrema, y eso es un hecho, no es mi opinión, por lo que si queremos minimizar este tipo de ataques no podemos disfrazar los hechos y desenfocarlos. Lo de Kenia fue lamentable, y en este caso si fueron asesinados por ser cristianos, precisamente a manos de otros grupos fundamentalistas religiosos de extrema. Lloramos a los cristianos de Kenia en su momento y los seguiremos llorando, pero gracias a Dios no vimos comentarios de pastores felices porque los habían matado, no vimos comentarios de personas diciendo que la muerte fue el resultado de su pecado, ni vimos personas que protestaran por sus sepelios. Ayer recibí un mensaje donde uno de estos fundamentalistas me decía; “Dios nos ordena decirles la verdad y no cambiarla por nada… Nuestro trabajo es decirle la verdad; asi limpiamos nuestra responsabilidad de su sangre si se pierden por no hacerle caso a la palabra.  Dios respeta su decisión, ahora son responsables de las mismas y sus consecuencias.” Para esta persona los culpables de las muertes en la discoteca Pulse, fueron precisamente las víctimas.  De acuerdo a él, los muertos se buscaron su muerte. Por personas como este señor es que tenemos que aclarar que estas muertes no son como las otras. Estas muertes de Orlando son diferentes a las de otros que han muerto por atentados terroristas porque en los otros casos no se fomenta odio hacia ellos, y porque luego de muertos se respeta el dolor de sus familias y la memoria de los muertos y no se demonizan ni se alegran de sus muertes.  No, no me digas que es lo mismo.  No lo acepto.  Síguenos en twitter@abimaelacosta y en facebook @abimaelacostawriter