“AY KANY PLIZZZZZ”

“Ay Kany please”, “Dime algo que yo no supiera”, “Lo que se ve no se discute”, “Todo el mundo lo sabía menos ella”.  Estas son solo algunas de las frases que se pueden leer en las redes sociales y en los foros de los periódicos cibernéticos ante la información que compartió la cantante Kany García relacionada con su relación sentimental con otra mujer. Claro, hago la aclaración que estas son las frases que son publicables y que no son ofensivas ni tienen lenguaje vulgar ni obsceno.  ¿Me deben extrañar los comentarios?  No, para nada deben extrañarnos ya que no es nada nuevo la homofobia que permea en nuestra sociedad aun cuando desde el punto de vista jurídico el matrimonio entre parejas del mismo sexo fue legalizado el 25 de junio del pasado año.  Lo que si me extraña es ver comentarios de este tipo en las redes sociales de algunas personas de la comunidad LGBTT y de algunas personas que se autodenominan “liberales”, “de avanzada”, “progresistas” y “no discriminatorias”.  Eso si me sorprende, bueno, como diría Carlota Morrison en Quíntuples; ¿Me sorprende?  ¡No, no me sorprende! ¿Cómo ante una revelación como la que hizo Kany García estas personas pueden asegurar categóricamente que ellos no tenían dudas de la orientación sexual de la cantante?  Solo hay tres maneras: la primera es que la propia intérprete se los hubiese confesado, la segunda que hubiesen sido testigos de un momento de intimidad sexual de ésta con otra fémina y la tercera, que ellos, en este caso, ellas, hubiesen sostenido un romance con la cantautora.  No existen otras maneras para que estas personas puedan estar tan seguras de sus aseveraciones. Aquí entonces entra un asunto muy interesante y a la vez pertinente en la discusión pública y es como los seres humanos de nuestra sociedad asumen que las conductas y apariencias que ellos no puedan asociar con los roles que la sociedad heteronormativa ha decidido que son femeninas deben ser entonces asociados con el lesbianismo.  La orientación sexual de una persona es un asunto mucho más complejo que la manera en que una persona habla, mueve sus manos, se viste o tan siquiera como se comporta en su diario vivir por lo que es imposible determinar con certeza la orientación sexual de alguien basándonos en aquellas características que asociamos con lo femenino o lo masculino.  Dije anteriormente que no me extrañaba del todo esto viniendo de algunos miembros de la comunidad LGBTT y vienen a mi mente aquellos que alardean que la gente les dice que “nunca hubiesen imaginado que eran gays”, que se ven “tan masculinos que no parecen gays”, y que llaman a otros miembros de la misma comunidad de manera peyorativa como “la loquita”, “la pasiva”, “la botona” “la bucha”, “esa loca”, “la ponka”, “la troquera” y mil sobrenombres más.  Estas personas de la comunidad LGBTT y esos heterosexuales que se hacen llamar “de avanzada”, no se dan cuenta que este tipo de conducta nos convierte en parte de lo mismo que luchamos en contra.  Con este tipo de generalizaciones validamos y reforzamos los roles de género que nuestra sociedad nos ha otorgado y que han hecho tanto daño a través de los siglos y que se han usado para provocar mucho dolor, sufrimiento, marginación y discriminación. Como añoro ese día cuando nadie tenga que aclarar sus preferencias sexuales ni nadie tenga que opinar si lo haces. Ese será el día en que habremos logrado la verdadera equidad. Mientras tanto, queda mucho por hacer y a Kany, felicidades por tu valentía. #kanygarcia  Síguenos en twitter@abimaelacosta y en facebook @abimaelacostawriter

GRACIAS POR VISITAR EL BLOG.  LOS INVITO A LEER OTRAS COLUMNAS DEL BLOG Y A VISITAR LA PAGINA DE YOUTUBE DE UN PROYECTO QUE ESTAMOS REALIZANDO UN GRUPO DE BORICUAS EN LOS ANGELES Y SUSCRIBIRSE:https://www.youtube.com/watch?v=LLzEHpWMy1E

Anuncios

5 thoughts on ““AY KANY PLIZZZZZ”

  1. Si huele a pollo, sabe a pollo y camina como pollo….es un pollo. No entiendo esta defensa aférrima a que no se pueda juzgar a la gente por como se ve. Si parece gay o lesbiana pues lo parece y asumirlo no tiene nada de malo. Claro el insulto está de más pero la asumsion no. Vuelvo…si habla como golondrina, camina baila como golondrina…pues es golondrina. El identificarlo no tiene nada de malo.. pero el ignorarlo o discriminarlo sí. Digoes mi opinión no hay que estar de acuerdo

    Me gusta

  2. En mi opinión, las preferencias sexual es es personal. El heterosexual no está dando explicación de su preferencia, por lo tanto entiendo que tampoco tiene q hacerlo el que no lo sea. Ejemplo Lizmarie ella simplemente hace su vida, pero no convoca prensa para anunciarlo. Así no da margen a comentario. Haga y este con el compañero que le haga feliz y punto.

    Le gusta a 1 persona

    • Hacia eso debemos caminar hacia el hecho de que no haya que decirlo tan siquiera porque el que lo sea pueda vivir tranquilamente libre de discriminación pero mientras eso no sea asi habrá muchas personas, y sobre todo figuras públicas que lo harán público.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s