“LA BURLA ES PARTE DE NUESTRA CULTURA”

Recuerdo que cuando era pequeño se hablaba de que eramos un pueblo muy hospitalario y amable.  Parecía ser que en aquellos momentos el hecho de tratar a las personas con respeto y cariño era una característica que se le atribuía a nuestra cultura.  Tuve la oportunidad de vivir en Venezuela hace unos años y los venezolanos me hicieron sentir como en mi propia casa.  Cuando viajé a México, República Dominicana y Costa Rica hace unas décadas pude comprobar que esas características de hospitalidad y amabilidad eran compartidas por nuestros hermanos latinos en aquella época.  Hoy escuchando dos programas de radio donde se discutía el que un programa de comedia utilizara la figura del campesino puertorriqueño en tono de burla para hacer reir, me di cuenta que probablemente nuestra “cultura” ha cambiado.  Los conductores de los programas radiales no entendían como podía ser ofensivo que se ridiculizara al jíbaro puertorriqueño, que se insinuara que por ser de Adjuntas no se podía ser inteligente y que unos agricultores humildes se dedicaran a sembrar marihuana, lo cual en este momento es ilegal de acuerdo a las leyes de la isla.  En ambos programas se comenzó a atacar a los que se expresaban en contra de esa burla al jíbaro puertorriqueño, hasta el punto de decir que eran “estupideces” y comenzaron a hacer especulaciones sobre los motivos de estos reclamos. Por otro lado muchas personas se expresaban en las redes sociales diciendo que los adjunteños estaban “changuitos”, que eran unos llorones, ridículos, estúpidos y de que en este caso fue Adjuntas, pero pudieron haber utilizado cualquier otro pueblo para el paso de comedia.  Para estas personas no cabe en sus mentes que el asunto no es sobre Adjuntas, ni tan siquiera es nada contra ellos, si no contra su mensaje, es contra el hecho de recurrir a la burla y la humillación para hacer reir.  Lo lamentable es que estos programas radiales tuvieron la oportunidad de analizar y discutir los motivos de las personas que se sentían ofendidos, pudieron llevarle al público el mensaje que se puede diferir con respeto, pero optaron por atacar al emisor en lugar de debatir el mensaje con argumentos respetuosos.  Cuando los escuchaba vino a mi mente las situaciones que se suscitaron durante los juegos de la FIFA cuando el grito de la expresión “Puto” de parte de los hinchas, causó indignación y provocó que la Federación Mexicana de Futbol fuera multada por considerar como ofensiva y homofóbica la expresión de “puto” para insultar a los miembros de los equipos contrarios.  En aquel momento, tal como ahora en la situación de Puerto Rico, infinidad de personas despacharon el asunto con que “la burla es parte de nuestra cultura”, como si con ese argumento tuviéramos que aceptar el insulto y el “bullying” como algo que no se puede cambiar y que debemos integrar dentro de nuestros códigos de valores porque es inherente a nuestro espacio geográfico, a nuestras tradiciones y quizás hasta en nuestro ADN como latinos. Lo peor de todo este asunto es que si alguien se siente ofendido, inmediatamente se recurre a invalidar y minimizar la ofensa y luego recurrir a los insultos y la desacreditación de quienes se atreven a protestar haciendo uso de la libertad de expresión. Es como si con el insulto, la minimización de los planteamientos y el descrédito de los que se expresan pudieran callar a las personas. ¿Debemos preguntarnos cuándo en nuestros pueblos latinos fueron sustituidos los valores culturales de la hospitalidad y la amabilidad por los de la burla y el insulto?  La familia, la escuela, el estado, la Iglesia y los medios de comunicación contribuyen al proceso de formación de los individuos y por ende de nuestra sociedad que está compuesta de personas.  Los medios de comunicación masiva tienen dentro de sus propósitos el entretenimiento y eso es algo que no se discute y la comedia es parte de los recursos que podemos utilizar para hacer reir a nuestra gente y sacarlos por un momento de lo pesado del día a día que nos toca vivir, pero el hacer reir a la gente no tiene porque estar ligada a la humillación o el “bullying” ni a la vulgaridad.  Quizás ese es el recurso más sencillo de aquellos que no tienen el talento, la creatividad o la capacidad de hacerlo de otra manera, pero eso no significa que esto sea correcto.  El uso en la comedia de insultos y estereotipos sexistas, racistas, clasistas, xenofóbicos y homofóbicos no solo no es gracioso si no que demuestra la incapacidad de quien lo utiliza para hacer reir a su público de otra manera que no sea esta.  Las parodias y las sátiras son parte de lo que es la comedia, pero debemos vigilar la fina línea entre lo gracioso y lo insultante y parece ser que esto es algo que no solo un sector de nuestros hermanos latinos no entiende, si no que nuestros comunicadores mediáticos tampoco comprenden a cabalidad. Cuando una persona se ofende por la vulgaridad, la chavacanería y la burla y la humillación hacia sus semejantes no es que “no tenga sentido del humor y sea un acomplejado amargado” ni es que tiene “motivos ocultos” por los que se ofende, es que no aplaude las faltas de respeto, el “bullying” y las groserías y aspira a una mejor sociedad.  Cuando escucho que la falta de respeto a los seres humanos y el “bullying”es parte de nuestra cultura, tengo que responderles que no lo es, y en caso de que lo fuera pues entonces tenemos que eliminarlo de esas características que nos identifican como latinos.  Si la burla y la humillación de nuestros semejantes es parte de la cultura, pues los invito a que sustituyamos estas supuestas características de nuestra cultura latina por el respeto y la solidaridad.

Anuncios

4 thoughts on ““LA BURLA ES PARTE DE NUESTRA CULTURA”

  1. Mientras exista en nuestra televisión, en nuestros escenarios, en nuestra radio, tan solo un paso de comedia que fomente esta mentalidad: seguiremos “culturalmente” fomentando y siendo partícipes del discrimen y la burla ante nuestros semejantes y ante nosotros mismos. Lamentablemente he ahí la fuente principal, tenemos la clave en nuestras manos, los artistas tenemos una gran responsabilidad en ello. Me encuentro en la pre producción de una Zarzuela: Cecilia Valdés, es la segunda vez que la dirijo, con una diferencia de diez años entre un montaje y otro; y me siguen chocando los personajes cómicos: El Asturiano (vago), La Negrita (fácil), y el Negrito (que vende a su medio hermana). Encima de ello los ricos hacendados Cubanos latigando a sus esclavos casi hasta la muerte. ¿Dónde termina el comentario del dramaturgo? ¿Dónde comienza el del Director de Escena? En lo que a mí respecta, es una tarea poco fácil, cuando, en su mayoría, tenemos como audiencia, a personas de la tercera edad que quieren seguir viendo lo mismo que han visto por años (esta zarzuela en P.R. se ha presentado ya varias veces). Los jóvenes estudiantes en la historia, se burlan y maltratan a una vendedora, golpean y luego compran a las autoridades con unas “libras”, silenciando con ello el maltrato. Nuestros géneros teatrales tienen raíces muy profundas, y la Zarzuela, es una de ellas. Así llegaron los comediantes de otras tierras a la nuestra, con libretos ya probados. Quizás estos mismos comediantes, muchos de ellos se quedaron a vivir entre nosotros y terminaron respetando nuestros jíbaros, mucho más que lo que nosotros lo hemos hecho. Agraciado soy, porque en el género de la zarzuela existe la ya tan esperada “morcilla” y creo que me seguiré valiendo de este recurso para hacer mi comentario personal al respecto. Excelente escrito el tuyo. Te felicito.

    Me gusta

  2. Excelente post, el invalidar a otros mucho viene del seno del hogar, dijo Fraeud en psicologîa del desarrollo humano que desde la niñez a lo mejor no notas tanto pero la adultez de un niño invalidado en muchos aspectos en general son los resultados negativos en la sociedad. Desde ver un niño caerse y reírte y no preg estás bien y hasta ayudarle a sacudir ese polvo y luego si hay que reirse hacerlo juntos hasta ser demasiado protectivos, aún los seres humanos no entendemos que todo es un Zen o balance, un control para no hundir el barco.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s