“QUE VAGOS SON LOS MAESTROS”

No tengo una visión romántica del rol del maestro, no, no puedo tenerla si pasé trece años de mi vida estudiando en una escuela pública incluido el kínder garden y luego pasé 18 años más siendo maestro en el sistema público de enseñanza de la isla. No puedo tener una visión romántica del educador del sistema público cuando de mis 50 años de vida pasé 31 rodeado de maestros. No me verán poniendo memes cursis de lo que es el maestro por que en 31 años pude hacerme una idea de lo que puede ser un maestro, y no en todas las ocasiones me encontraba con un ejemplo de lo que las clases de pedagogía me enseñaron que era un buen maestro. No, no puedo tener una visión romántica pero 31 años de estar rodeado de maestros me dieron una idea realista de lo que es ser maestro en el sistema de educación pública de Puerto Rico. Durante el transcurso de mi vida como estudiante me dieron clases un promedio de 66 a 70 maestros, y luego cuando fui maestro durante 18 años en cuatro escuelas diferentes probablemente conocí a 50 ó 60 más. Claro que entre esos aproximadamente 130 maestros me encontré con maestros irresponsables, que se ausentaban sin justificación, que abusaban del poder, que eran vagos, que alimentaban prejuicios y sabe que mil cosas más; como me los encuentro día a día entre el que me atiende en el supermercado, el doctor, el abogado, el legislador, el actor, el periodista, el estudiante, la ama de casa, y todo aquel que vive en nuestra sociedad. No, no tengo una visión romántica, pero sin lugar a dudas 31 años rodeado de maestros me puede ayudar a entender la realidad del maestro y a la vez saber que existen miles de maestros comprometidos, excelentes y trabajadores que con su labor nos han ayudado a formarnos a muchos en lo que somos hoy día y en muchas ocasiones cumpliendo las funciones que le corresponden a los padres. No, no tengo una visión romántica ni cursi, pero don Men y doña Lydia me enseñaron a ser agradecido y sé que les debo mucho a las Tinti Deyá de la vida, a las Nilsa Rivera Quiles, a las Aida Delgado, a las Anabelle Ortíz, a las Ramonita Ríos, Aurea Santiago, Haydeé Negrón, Everlidis Busutil, Sara Maldonado, Mabel Siurano, Myriam García, y todos aquellos maestros allá en Adjuntas que me ayudaron a formar la persona que soy hoy y que mi mente no recuerda en este momento. Asi mismo tuve excelentes compañeros mientras fui maestro durante 18 años de los que solo puedo decir maravillas de sus ejecutorias para formar un mejor Puerto Rico. He visto maestros ayudar económicamente a estudiantes para que puedan ir a la graduación, he visto maestros que se quedan tiempo extra para darle tutorías a estudiantes que las necesitan, sin recibir pago por esa labor, he visto maestros ocuparse de estudiantes que tienen a sus padres enfermos, e incluso he visto maestros ayudar a familias cuando uno de los padres de un estudiante fallece.  Cuando veo personas que atacan con insultos en las redes sociales y en la prensa a los maestros no puedo hacer otra cosa que dar gracias a mis padres por haberme enseñado a ser agradecido.  La peor cualidad que puede tener una persona es ser malagradecido, y todos hemos tenido en algún momento grandes y buenos maestros pero nuestra mezquindad nos lleva a solo fijarnos en los malos. Síguenos en twitter@abimaelacosta y en facebook @abimaelacostawriter

GRACIAS POR VISITAR EL BLOG.  LOS INVITO A LEER OTRAS COLUMNAS DEL BLOG Y A VISITAR LA PAGINA DE YOUTUBE DE UN PROYECTO QUE ESTAMOS REALIZANDO UN GRUPO DE BORICUAS EN LOS ANGELES Y SUSCRIBIRSE:https://www.youtube.com/watch?v=LLzEHpWMy1E

Anuncios

35 thoughts on ““QUE VAGOS SON LOS MAESTROS”

  1. Mensaje demasiado realista y conmovedor. Me llegó al alma al tocarme el corazón, pues yo también soy maestra retirada del servicio público. Comparto la opinión de este joven maestro porque además de haber tenido un padre, un hermano maestro y dos hijas en funciones de maestras al presente, tuve la dicha de vivir todas y cada una de esas experiencias que este caballero de la educación narra con tanta belleza y simpleza sobre lo que significa ser un MAESTRO VRDADERO.
    Gracias, MAESTRO, por haberme traído a mi mejor recuerdo todas esas vivencias que atesoro y que han sabido hacer de mí ese ser humano que hoy radica dentro mi interior.
    Dios bendiga tu vocación y sentido de admiración, agradecimiento y respeto hacia la vocación más noble y peor remunerada, económicamente hablando, pero que tanta satisfacción deriva en cada uno de los que un día Dios nos hizo el llamado hacia ese servicio de amor. Gracias a ello hoy existe el resto de servidores públicos y privados que llevan las riendas de cada país y lugar del mundo.

    Le gusta a 1 persona

      • Primero que nada, la agradezco siempre a el Eterno Creador porque a pesar de los embates y los sinsabores de la vida, El me ha permitido estar en pie de lucha.He sufrido desde nino mucho maltrato en las distintas vertientes,rechazo,discrimen, acoso y hostigamiento.No solamente de las agencias publicas ,sino hasta de mi propia familia. Sin embargo, nunca me he rendido. A pesar de ser uno de los empledos publicos peor pagado, nunca he dejado de llevar mis actividades del salon de clase. A pesar de que el costo de los materiales corre por mi cuenta,siempre le doy la milla extra a mis alumnos.A pesar de que han habido padres y colegas que han maquinado en mi contra, sigo ahi por mis alumnos. Existen muchas personas que han contribuido a mi formacion personal y profesional.Si las mencionara a todas,nunca terminaria este post. Quisiera hacer una mencion especial de mi profesora de ingles de concentracion,Mrs. Daisy Irizarry. Recuerdo que yo era un individuo que a la menor provocacion me rendia ante lo que parecia una adversidad. La profesora me llamo la atencion por haber realizado un informe escrito/oral incoherente y sin organizacion alguna. Pues, siendo un informe grupal,los otros dos companeros me dejaron sin material para informar al ellos .piratearmelo para realizar el suyo. Como yo un individuo timido y de poco hablar nunca delate a mis companeros.Sali molesto del salon y me dirigi a la oficina del decanato de estudiantes y reclame. El decano manda a buscar a la profesora para que firmara la baja. Me sorprendi cuando su reaccion fue que se nego a firmar la baja aduciendo que yo me estuve preocupando por algo sin importancia. Mi preocupacion era de que tenia una “F” y faltaban tres meses de clases .Vi en su rostro reflejado un optimismo bien elevado acerca de mi capacidad de superar esa prueba.Ese optimismo en combinacion con su caracter fuerte,firme y determinado me ayudo a adquirir fuerzas de donde no las tenia. La influencia de dicha profesora me ayudo a terminar la clase con “C”. Dicha forma de ser la he adoptado como profesional hoy dia. Te felicito por buen articulo

        Le gusta a 1 persona

    • Muy bonito y real.
      Yo trabaje 19 años como maestra y muchas veces vesti niñas para su graduacion, pague recortes, ayuda familias necesitadas, pague lunch a estudiantes q Ivan a excurciones y no llevababan dinero para almuerzo y muchas cosas and pero eso nadie lo ve no lo valora por el contrario se habla mal del maestro hoy dia.

      Le gusta a 1 persona

    • PRIMERO LOS JIBAROS, AHORA LOS MAESTROS
      Como si no fuera suficiente la burla que se hizo del campesino puertorriqueño en el programa Risas en Combo, hoy el motivo de burla fueron los maestros de nuestra isla. Únete a nosotros en el reclamo a WAPA y a la producción de Risas en Combo de que no abonen a la burla y los estereotipos. Los invito a compartir entre su grupo la carta donde pedimos una disculpa al programa Risas en Combo. Muchas graicas. https://www.change.org/p/wapa-tv-sunshine-logro%C3%B1o-gilda-santini-joe-ramos-risas-en-combo-debe-una-disculpa-a-adjuntas

      Me gusta

  2. Excelente reflexión. Hay maestros de excelencia en el sistema educativo no solo por materias si no en calidad humana. Maestros que dejan huellas permanentes como tatuajes, como ejemplos a emular y como padres sustitutos en un segundo hogar llamado comunidad escolar.

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias, Por reconocer la labor del maestro! Yo soy maestra hace 28 años y me siento triste por el poco respeto hacia la imagen del maestro. Amo ser maestra y en este momento he deseado jubilarme ya.

    Le gusta a 1 persona

  4. Muy bonito, somos muchos los maestros los que tenemos vocacion, los que damos muchisimos mas de lo que debemos, tenemos roles de psicologos, psiquiatras, enfermeros, conserjes, padre, madres, y siempre nos ponen por el piso y cada dia que pasa valemos menos para esta sociedad, y aquel animo y deseo de llegar a mi escuela a trabajar y ver a mis estudiantes va decresuenso cada dia mas, nos maltratan, hablan pestes de uno , cuando el nene tiene mala nota, pero dale A al nene que no sabe leer en mi caso Ingles, ese maestro es mas malo, me colgo al nen@, Dios hasta cuando, van a dejar de atropellarnos

    Le gusta a 1 persona

  5. Al leer tu columna me transporté a mis primeros años como educadora, cuándo tenía que llegar hasta un campo en Guaynabo sumamente retirado de mi casa y tenía que madrugar bastante y pasar por varias canteras. Aún así, para mi, era pura satisfacción llegar a esa escuela que apenas tenía dos salones. Gente pobre y humilde. Esa experiencia me duró un año solamente. Luego a la ciudad. Del campo al pueblo! Gratos y tristes recuerdos guardo de mis ex estudiantes y sus padres. Y en tu escrito tienes toda la razón ..hay maestros..y hay maestros.

    Le gusta a 1 persona

  6. Que gran tristeza, este titulo. Dicen por ahí que una golondrina no hace un verano. Es posible que en las aulas logremos conseguir quien nunca debió haber estudiado para ser maestros, pero, son los menos. La gran parte de los educadores de este pais, en algún momento sintieron pasión por estudiar y hacerse un educador, son muchos los menos arrepentidos que los arrepentidos. Aparte de la pasion, como las enfermeras, tienen que sentir por su profesion, tan sacrificada. Los verdaderos maestros tienen que sentir amor por los niños, entrega, sacrificio, no podemos resolverle todo, pero les debe preocupar el futuro de aquel niño que con sus pobres recursos, lograrán alcanzar, y prepararse como los futuros profesionales que lograrán tener disponibles su oficinas para cuando así nosotros, los que en ocaciones nos echan al olvido, logremos la superación necesaria en el declinar de nuestro vigor po la vida…

    Bendiciones!!!!

    Le gusta a 1 persona

  7. Muy bien dicho, no se puede ver las cosas en blanco y negro porque la vida esta llena de grises. No todos los maestros son buenos de la misma manera q no todos los mèdicos abogados o legisladores son buenos; sin embargo; creo q los buenos son mas y hacen la diferencia cada dìa en las vidas de muchos niños y jovenes en nuestro Puerto Rico. Asi como usted ha hecho en muchos jovenes sirviendoles de guia y enseñandoles la importancia de la responsabilidad y el orgullo de un trabajo bien echo ( lo se de primera mano)

    Le gusta a 1 persona

  8. Tristeza me da a mi que fui maestra por 33 años y nunca se me dió un salón de clases porque la cancha era mi salón. Llegaba de las primeras a la escuelas y era de las últimas que salía en unas practicas que no se pagan horas extras ni compensatorio en unos torneos que cuando llegabamos tenía que repartir muchach@s a sus casas mientras los padres veían sus novelas. Que pagaba de mi bolsillo la comida porque la merienda ya se la comieron y tenemos que seguir jugando y así corrían los años y cada vez se presentaban nuevas situaciones. Pero los maestros de 💖damos eso y mucho mas . Mas tristeza me da cuando oigo a una persona hablar mal de un maestro y no porque sea maestro si no porque tienen razon en sus planteamientos y el sistema no hace nada porque en este pais los vagos , los listos , los inútiles , los que llevan chismes etc. tienen mas derechos que el que hace bien las cosas. Siempre digo que cuando te pagan por un trabajo y buscas las maneras de cobrar sin hacerlo estas robando . Por tanto hay maestros y hay maestros.

    Le gusta a 1 persona

  9. Fabuloso, pues soy maestra y no quisiera que nadie más se enamore de mi, no quiero romanticismo, tan solo respeto y para eso voy a trabajar todos los días como si fuera el primero, entusiasmada y alegre de ver a mis alumnos, porque en cada uno de ellos veo algo grande, un ser humano con potencial de cambiar al mundo. No quiero romanticismo, tan solo quiero que se me permita enseñar de la manera más simple, pero más duradera, haciendo el conocimiento sensible y parte de la vida de mis niños. Por eso voy con las botas puestas, a sembrar. Y todo lo malo que se pueda decir de los buenos maestros no nos afecta, por que entre los buenos, sabemos que también están los que se quedan ignorantes, algunos crecen profesionalmente pero se quedan enanos en sensibilidad y eso no es otra cosa que ignorancia. Gracias por tus palabras.

    Le gusta a 1 persona

  10. Una realidad que trasciende más allá de palabras. Una realidad que vivo por ser maestra y que solamente espero que mi esfuerzo no sea en vano y mis niños lleguen al triunfo como he llegado yo a pesar de los sinsabores de la profesión.

    Le gusta a 1 persona

  11. Que bonito recorrido hace sobre la vida rodeada de maestros, me agrada leer esos comentarios, que le ayudaron a crecer como persona, y que fueron sus padres quienes le enseñaron a sEr AGRADECIDO, se nota cuando esa convinacion padres y maestros se conjugan tenemos personas como Ud.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s