“QUIERO UNA MUJER PRESIDENTA” “I WANT A WOMAN PRESIDENT”

SI TE INTERESA EL FUTURO DE ESTADOS UNIDOS NECESITAS LEER ESTO. IF YOU’RE INTERESTED IN USA FUTURE YOU NEED TO READ THIS.

abimaelacostablog

Desde el momento en que Hillary Clinton anunció en el año 2000 que aspiraría a una posición como senadora por Nueva York me sentí muy contento porque veía la posibilidad de que si lograba desarrollar una carrera política positiva podría convertirse en la primera presidenta de los Estados Unidos de América.  Luego vi que cuando se le abordó sobre el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo, la Sra. Clinton expresó; “El matrimonio ha tenido un contenido histórico, religioso y moral que se remonta al principio de los tiempos, y yo pienso que el matrimonio siempre ha sido entre un hombre y una mujer”.  Siendo justos con ella es importante recordar que aunque en aquel momento defendía la visión tradicional del matrimonio entre hombre y mujer, sí opinó que las parejas del mismo sexo deberían tener protección de la ley.  En ese momento fue un poco decepcionante para mi…

Ver la entrada original 1.548 palabras más

Anuncios

“QUIERO UNA MUJER PRESIDENTA” “I WANT A WOMAN PRESIDENT”

Desde el momento en que Hillary Clinton anunció en el año 2000 que aspiraría a una posición como senadora por Nueva York me sentí muy contento porque veía la posibilidad de que si lograba desarrollar una carrera política positiva podría convertirse en la primera presidenta de los Estados Unidos de América.  Luego vi que cuando se le abordó sobre el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo, la Sra. Clinton expresó; “El matrimonio ha tenido un contenido histórico, religioso y moral que se remonta al principio de los tiempos, y yo pienso que el matrimonio siempre ha sido entre un hombre y una mujer”.  Siendo justos con ella es importante recordar que aunque en aquel momento defendía la visión tradicional del matrimonio entre hombre y mujer, sí opinó que las parejas del mismo sexo deberían tener protección de la ley.  En ese momento fue un poco decepcionante para mi escuchar esto de parte de la que yo quería que fuese la primera mujer presidenta de la nación ya que pensaba que el hecho de ser una mujer y pertenecer a un partido que se permite asumir posturas liberales iba a convertirla en defensora de los derechos constitucionales de una minoría como la comunidad LGBTT. Ya para el 2008 cuando se rumoraba que Hillary iba a aspirar a la presidencia por el Partido Demócrata en contra de Barack Obama se me hizo dificil asumir preferencia porque quería una presidenta mujer pero también quería un presidente negro. Conforme pasaba el tiempo y los medios comenzaban a revelar más información sobre la ex-senadora por Nueva York comenzó mi decepción con Hillary.  Ya para abril de 2015 la Sra. Clinton confirmaba lo que se venía vaticinando desde que se convirtiera en senadora por Nueva York y eventualmente en Secretaria de Estado: Hillary Clinton aspiraría a la nominación a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Demócrata por segunda ocasión.  En aquel momento aunque ya se había revelado que Hillary había recibido millones de dólares en donativos de parte de Wall Street a través de sus campañas políticas y aunque había visto como su postura con relación al matrimonio igualitario había ido modificándose convenientemente según iba escalando posiciones en su carrera hacia la presidencia, entendía que era mejor tener a Hillary Clinton como presidenta que tener a Donald Trump en la Casa Blanca.  Según seguía leyendo como las arcas de los Clinton habían aumentado luego de que Bill abandonara la Casa Blanca, y como esa fortuna de 28 millones de dólares, provenía principalmente de honorarios por conferencias a grandes corporaciones que a su vez habían sido donantes de sus campañas políticas, mi esperanza de tener una mujer presidente que fuera un cambio real a la desigualdad social que se vive en los Estados Unidos y donde los politicos responden a los intereses de las compañías millonarias y a Wall Street, se fue desvaneciendo.  Toda esta información que iba recibiendo me hacía ver que aunque no quería ver a Donald Trump como presidente, ya mi deseo de ver una mujer presidenta no tenía el mismo motivo.  Ya realmente lo que deseaba era que Hillary ganara las elecciones para no tener a Donald Trump de presidente y no por la fe que originalmente tenía en ella y en lograr que tuviéramos una mujer presidenta. Unas semanas después de la confirmación de que la Sra. Clinton correría por la presidencia, el senador por Vermont Bernie Sanders anunciaba que también aspiraría a la misma posición por el Partido Demócrata.  En aquel momento desconocía quien era Bernie Sanders, y como la prensa en los inicios se empeñaba en ignorar y no tomar en serio a Sanders decidí investigar un poco más quien era este “viejito socialista” como lo han hecho llamar muchos de sus detractores y comencé a descubrir que probablemente mi deseo de tener a una mujer presidenta tendría que ser aplazado porque Bernie Sanders era la persona que me brindaba de nuevo la esperanza de que podríamos tener una nueva nación que no fuera dirigida por Wall Street, y sobre todo una persona que en los momentos que no era ni “aceptado” ni “simpático” abogar por los derechos de la comunidad LGBTT ni era aceptable que un político hablara de ideas de igualdad social, o de “socialismo” como le llamaban, ya Bernie lo hacía.  Soy Latino y quiero un presidente latino, pero ni Marco Rubio ni Ted Cruz son lo que quiero como presidente, quiero otro presidente negro pero Ben Carson no es la opción, y quiero una mujer presidente, pero cuando veo la honestidad y la transparencia de Bernie Sanders me digo que no puedo querer una mujer presidenta por el hecho de ser mujer cuando hay un Bernie Sanders en el cual creo y confío.  Como diría Robert Reich sobre Hillary Clinton y Bernie Sanders; “Ella es la candidata más cualificada para ser presidenta del sistema político que tenemos ahora, pero Bernie Sanders es the candidato más cualificado para crear el sistema político que debemos tener, porque él está dirigiendo un movimiento político para el cambio”.  Yo quiero una mujer presidenta, pero si soy justo con mis principios, creo que debo esperar, porque yo tengo un candidato en quien confío, y ese candidato es Bernie Sanders.

“I WANT A WOMAN PRESIDENT”

From the moment that Hillary Clinton announced in 2000 she was aspiring a position as senator from New York, I was very happy because I saw the possibility that if she could develop a positive political career she could become the first woman president of the United States of America. Then I saw that when she was approached on the subject of same-sex marriage, Mrs. Clinton expressed; “Marriage has a historic, religious and moral content that goes back to the beginning of time, and I think that marriage has always been between a man and a woman.” In fairness to her, it’s important to remember that although at that time she defended the traditional view of marriage between man and woman, she also said that same-sex couples should have legal protection. It was a little disappointing to me to hear that from the person that I wanted to be the first woman president of the nation but I thought the fact of being a woman and belonging to a party that allows taking liberal positions would turn her an advocate of constitutional rights of a minority as the LGBTT community. As early as 2008 when it was rumored that Hillary would run for president by the Democratic Party against Barack Obama it was very difficult for me to have a preference because I wanted a female president but also wanted a black president. As time passed and the media began to reveal more information about the former New York Senator, my disappointment with Hillary began. In April 2015 Mrs. Clinton confirmed what had been predicted since she became senator from New York and eventually Secretary of State: Hillary Clinton would aspire the nomination for president of the United States by the Democratic Party for the second time. At that time although it was already revealed that Hillary had received millions of dollars in donations from Wall Street through her political campaigns and although I had seen that her position in relation to equal marriage had been conveniently modified as she was climbing positions in her presidential race, I understood that it was better to have Hillary Clinton as president than to have Donald Trump at the White House. While I was reading how the Clinton’s wealth had increased after Bill left the White House, and how that 28 million dollars fortune of her came mainly from speaking fees to large corporations which had been donors of her political campaigns, my hope to have a woman president who would be a real change to the social inequality that exists in the US and where politicians respond to the interests of companies and Wall Street millionaires, started to fade. All this information I was receiving made me see that although I don’t want to see Donald Trump as President, my desire to see a woman president didn’t have the same reasons as before. By then I wanted Hillary to win the election just for not having Donald Trump as President and not by the faith that I originally  had in having her as our first woman to be president. A few weeks after Mrs. Clinton confirmed that she  would run for presidency, the Senator for Vermont, Bernie Sanders, announced that he also would aspire to the same position for the Democratic Party. Back then I didn’t know who  Bernie Sanders was, and as the press at the beginning insisted on ignoring and not taken Sanders seriously  I decided to investigate a little more who this “oldie socialist”, (as many of his detractors have called him) was, and started to discover that probably my desire to have a woman president would have to be postponed because Bernie Sanders was the one that gave me back the hope that we would have a new nation that was not run by Wall Street, and especially a person who at times it was neither “accepted” or “sympathetic” to be an advocate of the LGBTT community rights , and was not acceptable for a politician to talk about ideas of social equality, or “socialism” as they called him, Bernie did. I’m Latino and I want a Latino president, but neither Marco Rubio or Ted Cruz are what I want as president, I want another black president but Ben Carson is not an option, and I want a woman president, but when I see the honesty and transparency of Bernie Sanders I can not say I want a woman president for the fact of being a woman, when there is a Bernie Sanders in whom I believe and trust. As Robert Reich said about Hillary Clinton and Bernie Sanders; “She is the most qualified candidate to be president of the political system we have now, but Bernie Sanders is the most qualified candidate to create the political system we should have, because he’s leading a political movement for change”. I want a woman president, but if I’m right with my principles, I think we should wait because I have a candidate that I can trust, and this candidate is Bernie Sanders.

 

¿QUÉ CULPA TIENE FATMAGUL?

La telenovela turca Fatmagul ha acaparado la atención de los televidentes puertorriqueños no tan solo ocupando los primeros lugares de sintonía si no provocando algo probablemente nunca antes visto en la TV boricua y es que se esté transmitiendo simultáneamente en dos emisoras competidoras.  El éxito de esta teleserie protagonizada por la actriz turca Beren Saat ha suscitado infinidad de reacciones entre los televidentes de la isla del encanto.  Por un lado están los fanáticos de la telenovela que disfrutan de cada segundo del melodrama y por otro lado están los que “odian” el proyecto porque “es una porquería de afuera”.  Fatmagul está basada en una novela literaria y se había realizado una versión cinematográfica antes de la versión televisiva.  Este proyecto se ha presentado en más de 42 paises con gran éxito.  Dada “la fiebre” de Fatmagul y los comentarios de los que la llaman “una porquería”, saqué un rato para ver la famosa telenovela y formar mi propia opinión.  Inmediatamente se puede percibir que esta teleserie tiene valores de producción, buenas actuaciones, paisajes impresionantes, buena dirección de cámaras, personajes interesantes y una premisa bastante pertinente como lo es la violencia contra la mujer.  Cualquiera que sepa apreciar lo que es un proyecto televisivo bien realizado entiende que Fatmagul no “es una porquería”, pero a la vez no está tan lejos de la verdad que ocupa el espacio que podría ocupar una producción puertorriqueña.  Probablemente no haya un puertorriqueño que desee con más fuerza que yo, el que hayan producciones boricuas constantemente en la televisión local, pero cuando veo una producción de calidad que se presenta en la televisión de la isla es justo que se reconozca como una buena producción y no que se menosprecie el proyecto por ser un proyecto extranjero.  Si eso fuera asi en el resto del mundo, proyectos puertorriqueños como El Hijo de Ángela Maria, Cristina Bazán, Coralito y Tanairí no hubiesen tenido la posibilidad de haberse convertido en éxitos internacionales como lo fueron.  De que en nuestra isla existe la capacidad y el talento para hacer producciones de calidad que puedan ser exitosas tanto en la isla como en el exterior no queda duda.  La mas reciente premiación de los “Suncoast Emmy Awards” fue prueba de que en Puerto Rico se puede producir programación televisiva de calidad, ya que proyectos boricuas fueron galardonados con 15 premios Emmy.  A esto se añaden proyectos como  Incógnita y Papi en Casa, los cuales contaban con buenos guiones, actores talentosos y buena producción desde la perspectiva de los presupuestos de nuestro país.  Es importante que los televidentes boricuas apoyen la producción televisiva local, pero hay que apoyar la producción local de calidad.  El hecho de que una producción sea extranjera no debe ser el motivo para que esta no sea apoyada, como el hecho de que una producción sea puertorriqueña tampoco debe ser la razón por la que cuente con el favor de los televidentes.  Es lamentable ver como de los proyectos de nuestra isla premiados internacionalmente pocos cuentan con un apoyo masivo en Puerto Rico.  La televisión es un negocio y en el mercado actual de esta industria es importante que los proyectos que se realizan en la isla tenga la capacidad de poder ser vendidos en el exterior para que sean económicamente rentables para los canales de televisión que los producen.  ¿Es posible lograr distribución internacional de proyectos puertorriqueños con pésimos libretos, improvisados y descuidados en producción y contenidos?  Definitivamente no.  No podemos tapar el cielo con un dedo; aunque nuestra isla está llena de profesionales excelentes en la industria de la TV, también es cierto que los principales canales televisivos tienen algunos programas de comedia vulgares, con mal llamados comediantes y seudo libretistas que están ocupando los espacios de los escritores, actores, directores y productores preparados y con verdadero talento.  Antes de tratar de decir que Fatmagul es una porquería como argumento para defender programas locales que nada aportan a la industria ni a una mejor sociedad, mejor debemos apoyar aquellos programas locales de calidad para que los canales de televisión que dan espacio a aquellos que producen  verdaderas “porquerías” se vean en la obligación de elevar la calidad de su programación porque estaría probado en las encuestas que los programas de calidad cuentan con el apoyo del público.  Este es el momento de que mostremos la falsedad del argumento de “eso le damos porque eso es lo que le gusta al público”. Eso le dan porque eso les cuesta más barato y exige menor esfuerzo.  Necesitamos una mejor calidad de televisión boricua y tenemos la capacidad y el talento para hacerlo.  Basta ya de culpar del todo a la producción extranjera si no apoyamos los proyectos de la isla que son de calidad y defendemos los que son chatarra televisiva.  Ahora los dejo con la pregunta; ¿Qué culpa tiene Fatmagul?Síguenos en twitter@abimaelacosta y en facebook @abimaelacostawriter

“LA BURLA ES PARTE DE NUESTRA CULTURA”

Recuerdo que cuando era pequeño se hablaba de que eramos un pueblo muy hospitalario y amable.  Parecía ser que en aquellos momentos el hecho de tratar a las personas con respeto y cariño era una característica que se le atribuía a nuestra cultura.  Tuve la oportunidad de vivir en Venezuela hace unos años y los venezolanos me hicieron sentir como en mi propia casa.  Cuando viajé a México, República Dominicana y Costa Rica hace unas décadas pude comprobar que esas características de hospitalidad y amabilidad eran compartidas por nuestros hermanos latinos en aquella época.  Hoy escuchando dos programas de radio donde se discutía el que un programa de comedia utilizara la figura del campesino puertorriqueño en tono de burla para hacer reir, me di cuenta que probablemente nuestra “cultura” ha cambiado.  Los conductores de los programas radiales no entendían como podía ser ofensivo que se ridiculizara al jíbaro puertorriqueño, que se insinuara que por ser de Adjuntas no se podía ser inteligente y que unos agricultores humildes se dedicaran a sembrar marihuana, lo cual en este momento es ilegal de acuerdo a las leyes de la isla.  En ambos programas se comenzó a atacar a los que se expresaban en contra de esa burla al jíbaro puertorriqueño, hasta el punto de decir que eran “estupideces” y comenzaron a hacer especulaciones sobre los motivos de estos reclamos. Por otro lado muchas personas se expresaban en las redes sociales diciendo que los adjunteños estaban “changuitos”, que eran unos llorones, ridículos, estúpidos y de que en este caso fue Adjuntas, pero pudieron haber utilizado cualquier otro pueblo para el paso de comedia.  Para estas personas no cabe en sus mentes que el asunto no es sobre Adjuntas, ni tan siquiera es nada contra ellos, si no contra su mensaje, es contra el hecho de recurrir a la burla y la humillación para hacer reir.  Lo lamentable es que estos programas radiales tuvieron la oportunidad de analizar y discutir los motivos de las personas que se sentían ofendidos, pudieron llevarle al público el mensaje que se puede diferir con respeto, pero optaron por atacar al emisor en lugar de debatir el mensaje con argumentos respetuosos.  Cuando los escuchaba vino a mi mente las situaciones que se suscitaron durante los juegos de la FIFA cuando el grito de la expresión “Puto” de parte de los hinchas, causó indignación y provocó que la Federación Mexicana de Futbol fuera multada por considerar como ofensiva y homofóbica la expresión de “puto” para insultar a los miembros de los equipos contrarios.  En aquel momento, tal como ahora en la situación de Puerto Rico, infinidad de personas despacharon el asunto con que “la burla es parte de nuestra cultura”, como si con ese argumento tuviéramos que aceptar el insulto y el “bullying” como algo que no se puede cambiar y que debemos integrar dentro de nuestros códigos de valores porque es inherente a nuestro espacio geográfico, a nuestras tradiciones y quizás hasta en nuestro ADN como latinos. Lo peor de todo este asunto es que si alguien se siente ofendido, inmediatamente se recurre a invalidar y minimizar la ofensa y luego recurrir a los insultos y la desacreditación de quienes se atreven a protestar haciendo uso de la libertad de expresión. Es como si con el insulto, la minimización de los planteamientos y el descrédito de los que se expresan pudieran callar a las personas. ¿Debemos preguntarnos cuándo en nuestros pueblos latinos fueron sustituidos los valores culturales de la hospitalidad y la amabilidad por los de la burla y el insulto?  La familia, la escuela, el estado, la Iglesia y los medios de comunicación contribuyen al proceso de formación de los individuos y por ende de nuestra sociedad que está compuesta de personas.  Los medios de comunicación masiva tienen dentro de sus propósitos el entretenimiento y eso es algo que no se discute y la comedia es parte de los recursos que podemos utilizar para hacer reir a nuestra gente y sacarlos por un momento de lo pesado del día a día que nos toca vivir, pero el hacer reir a la gente no tiene porque estar ligada a la humillación o el “bullying” ni a la vulgaridad.  Quizás ese es el recurso más sencillo de aquellos que no tienen el talento, la creatividad o la capacidad de hacerlo de otra manera, pero eso no significa que esto sea correcto.  El uso en la comedia de insultos y estereotipos sexistas, racistas, clasistas, xenofóbicos y homofóbicos no solo no es gracioso si no que demuestra la incapacidad de quien lo utiliza para hacer reir a su público de otra manera que no sea esta.  Las parodias y las sátiras son parte de lo que es la comedia, pero debemos vigilar la fina línea entre lo gracioso y lo insultante y parece ser que esto es algo que no solo un sector de nuestros hermanos latinos no entiende, si no que nuestros comunicadores mediáticos tampoco comprenden a cabalidad. Cuando una persona se ofende por la vulgaridad, la chavacanería y la burla y la humillación hacia sus semejantes no es que “no tenga sentido del humor y sea un acomplejado amargado” ni es que tiene “motivos ocultos” por los que se ofende, es que no aplaude las faltas de respeto, el “bullying” y las groserías y aspira a una mejor sociedad.  Cuando escucho que la falta de respeto a los seres humanos y el “bullying”es parte de nuestra cultura, tengo que responderles que no lo es, y en caso de que lo fuera pues entonces tenemos que eliminarlo de esas características que nos identifican como latinos.  Si la burla y la humillación de nuestros semejantes es parte de la cultura, pues los invito a que sustituyamos estas supuestas características de nuestra cultura latina por el respeto y la solidaridad.

“PUERTO RICO SE ESTÁ CAYENDO EN CANTOS”

¡ÚLTIMA HORA!  ¡ÚLTIMA HORA!  Cierran en Puerto Rico infinidad de comercios entre los que se encuentran La Gloria, Woolworths, González Padín, Almacenes Rodríguez, Velasco, KB Toys. Gittys Toys, Supermercados D’Aqui y Borders.  ¡Adiós, espérate un momento!  ¡Todas esas tiendas cerraron hace tiempo!  ¡Que clase de ridículo he hecho! ¡Parezco un soberano tonto!  Bueno pues, querido lector, asi parecemos cada vez que compartimos una noticia falsa de alguno de estos portales de internet donde se publica información que no es cierta, o como ellos las llaman “bromas”.  Durante estas semanas varios portales cibernéticos han estado publicando “noticias” del cierre de comercios que ni siquiera existen en la isla y que fueron cerrados hace mucho tiempo e infinidad de personas han compartido esta información a través de sus redes sociales.  No sé que me ha impresionado más, si el hecho de que alguien la publique siendo información falsa, o leer los comentarios de los demás apoyando una noticia que es producto de la mente de alguien que no tenía nada más productivo que hacer.  La información es una de las herramientas más poderosas que tenemos para el momento de tomar decisiones.  Mientras mejor  informados estemos, más inteligentes van a ser las decisiones que tomemos.  Incluso, la información nos ayuda a modificar nuestra actitud y nuestros sentimientos hacia situaciones o momentos que nos toca vivir.  De más está decir que nuestra isla atraviesa probablemente el peor momento de su historia reciente y la ciudadanía necesita estar informada sobre los acontecimientos y procesos que se van dando en el día a día porque esos acontecimientos son importantes para la toma de decisiones de cada ciudadano para intentar echar el país hacia adelante y sacarlo de la crisis en la que se encuentra.  ¿Cómo es compatible que haya personas que dicen que quieren echar a Puerto Rico hacia adelante y compartan información falsa que promueve el caos y el pesimismo de nuestra población?  En un momento como el que al país le ha tocado vivir, seguir creando la sensación de que “Puerto Rico se está cayendo en cantos”, contribuye a que se siga alimentando la imagen de inestabilidad económica que influye en la toma de decisiones de inversión en la economía tanto del comerciante local como de la inversión extranjera, y no solo eso, fomenta una dinámica de adjudicación falsa de culpas de la situación en la que vivimos que genera mayor división entre nuestros compatriotas.  La mayor parte de estas noticias provienen de lugares del internet donde el ciudadano promedio, el “Juan del Pueblo”, “el ciudadano de a pie” puede crear “su propia noticia”.  Muchas personas alegan que “producen estas noticias” con el fin de hacer una broma, con humor, y que no hay ninguna mala intención detrás de esto.  No voy a cuestionar los motivos de crear estas noticias, aunque no soy tan tonto como para no saber que en muchos de los casos hay personas con propósitos político partidistas detrás de la mayor parte de esa “información creativa”.   Vamos a pecar de ingenuos y a creer el argumento de que son “bromas sin mala intención.  ¿Qué sucede con esto?  Que esa “broma sin mala intención” es leída por cientos de miles de personas que la van a compartir sin ni siquiera leerla o sin analizar la información que ese escrito contiene y la van a dar por hecho sin cuestionamientos, sin verificar si esa información es correcta, y sin ni siquiera investigar si la fuente de donde lee la “noticia” es una fuente confiable.  ¿Que logramos con esto?  Sumir mucho más a nuestro país en la desinformación que nos ha convertido en testigos inmóviles de los eventos que han conducido a nuestra patria a la crisis que está en este momento.  La situación de crisis que atraviesa nuestra patria ha sucedido ante nuestras narices y la desinformación de la mayoría de los ciudadanos ante los asuntos verdaderamente importantes y que nos afectan ha sido el mejor aliado de aquellos que nos han llevado al caos.  Podría mencionar también como los llamados medios noticiosos formales usan titulares engaños con el fin de llamar la atención del lector y cuando leemos la noticia nos damos cuenta que el titular no tienen nada de cierto, pero ya eso es tema de otra columna.  Ya es tiempo de que nos dejemos de estupideces y no contribuyamos a seguir destruyendo nuestra patria.  Ya es tiempo de que aprendamos a discernir entre lo que es información y lo que es “basura”, entre lo que es un medio informativo confiable, y lo que son portales de internet llevados por charlatanes.  No olvidemos que cada vez que compartimos información en nuestras redes sociales estamos revelándole al mundo quienes somos, cuáles son nuestros intereses y que pensamos.  ¿Quieres lucir ante el mundo como un tonto o una tonta?  Bueno, eso es tu opción, pero después no eches culpas a otros de que “Puerto Rico se está cayendo en cantos” cuando tú eres de los que contribuye a que se derrumbe cuando te conviertes en un desinformado o ayudas a aumentar la desinformación. Síguenos en twitter@abimaelacosta y en facebook @abimaelacostawriter

GRACIAS POR VISITAR EL BLOG.  LOS INVITO A LEER OTRAS COLUMNAS DEL BLOG Y A VISITAR LA PAGINA DE YOUTUBE DE UN PROYECTO QUE ESTAMOS REALIZANDO UN GRUPO DE BORICUAS EN LOS ANGELES Y SUSCRIBIRSE:https://www.youtube.com/watch?v=LLzEHpWMy1E

“QUE VAGOS SON LOS MAESTROS”

No tengo una visión romántica del rol del maestro, no, no puedo tenerla si pasé trece años de mi vida estudiando en una escuela pública incluido el kínder garden y luego pasé 18 años más siendo maestro en el sistema público de enseñanza de la isla. No puedo tener una visión romántica del educador del sistema público cuando de mis 50 años de vida pasé 31 rodeado de maestros. No me verán poniendo memes cursis de lo que es el maestro por que en 31 años pude hacerme una idea de lo que puede ser un maestro, y no en todas las ocasiones me encontraba con un ejemplo de lo que las clases de pedagogía me enseñaron que era un buen maestro. No, no puedo tener una visión romántica pero 31 años de estar rodeado de maestros me dieron una idea realista de lo que es ser maestro en el sistema de educación pública de Puerto Rico. Durante el transcurso de mi vida como estudiante me dieron clases un promedio de 66 a 70 maestros, y luego cuando fui maestro durante 18 años en cuatro escuelas diferentes probablemente conocí a 50 ó 60 más. Claro que entre esos aproximadamente 130 maestros me encontré con maestros irresponsables, que se ausentaban sin justificación, que abusaban del poder, que eran vagos, que alimentaban prejuicios y sabe que mil cosas más; como me los encuentro día a día entre el que me atiende en el supermercado, el doctor, el abogado, el legislador, el actor, el periodista, el estudiante, la ama de casa, y todo aquel que vive en nuestra sociedad. No, no tengo una visión romántica, pero sin lugar a dudas 31 años rodeado de maestros me puede ayudar a entender la realidad del maestro y a la vez saber que existen miles de maestros comprometidos, excelentes y trabajadores que con su labor nos han ayudado a formarnos a muchos en lo que somos hoy día y en muchas ocasiones cumpliendo las funciones que le corresponden a los padres. No, no tengo una visión romántica ni cursi, pero don Men y doña Lydia me enseñaron a ser agradecido y sé que les debo mucho a las Tinti Deyá de la vida, a las Nilsa Rivera Quiles, a las Aida Delgado, a las Anabelle Ortíz, a las Ramonita Ríos, Aurea Santiago, Haydeé Negrón, Everlidis Busutil, Sara Maldonado, Mabel Siurano, Myriam García, y todos aquellos maestros allá en Adjuntas que me ayudaron a formar la persona que soy hoy y que mi mente no recuerda en este momento. Asi mismo tuve excelentes compañeros mientras fui maestro durante 18 años de los que solo puedo decir maravillas de sus ejecutorias para formar un mejor Puerto Rico. He visto maestros ayudar económicamente a estudiantes para que puedan ir a la graduación, he visto maestros que se quedan tiempo extra para darle tutorías a estudiantes que las necesitan, sin recibir pago por esa labor, he visto maestros ocuparse de estudiantes que tienen a sus padres enfermos, e incluso he visto maestros ayudar a familias cuando uno de los padres de un estudiante fallece.  Cuando veo personas que atacan con insultos en las redes sociales y en la prensa a los maestros no puedo hacer otra cosa que dar gracias a mis padres por haberme enseñado a ser agradecido.  La peor cualidad que puede tener una persona es ser malagradecido, y todos hemos tenido en algún momento grandes y buenos maestros pero nuestra mezquindad nos lleva a solo fijarnos en los malos. Síguenos en twitter@abimaelacosta y en facebook @abimaelacostawriter

GRACIAS POR VISITAR EL BLOG.  LOS INVITO A LEER OTRAS COLUMNAS DEL BLOG Y A VISITAR LA PAGINA DE YOUTUBE DE UN PROYECTO QUE ESTAMOS REALIZANDO UN GRUPO DE BORICUAS EN LOS ANGELES Y SUSCRIBIRSE:https://www.youtube.com/watch?v=LLzEHpWMy1E

¡COMO ME RÍO DE JOVANI!

Como si fuera una estrella de Hollywood, Jovani Vázquez era esperado por la prensa de la isla a su llegada al Cuartel General de la Policía en Hato Rey.  El joven fenómeno de los programas de chismes y el internet en Puerto Rico les “obsequiaba” a los presentes su talento como cantante mientras los periodistas intentaban hacerle preguntas relacionadas al incidente del video que subió a las redes sociales donde desde un automóvil en movimiento disparaba al aire.  Desde el incidente en despedida de año las redes sociales se han inundado con personas compartiendo el susodicho video acompañados de comentarios, críticas, burlas y hasta amenazas contra la seguridad y la vida de Vázquez.  Que disparar balas al aire es una acción irresponsable y peligrosa  está absolutamente claro, eso no entra a discusión y no es a lo que voy a dedicar este escrito.  Recuerdo haber visto a Jovani Vázquez cuando era casi un adolescente cantando en un comercial de Burguer King.  En aquel momento, un jovencito que demostraba un gran talento para el canto, con carisma y con un físico que podría abrirle las puertas en el mundo de la música era visto por cientos de miles de personas en el mencionado comercial.  Aparentemente Jovani lo tenía todo. Luego con el paso de los años el incipiente cantante intentaba desarrollar una carrera en la música pero por razones del destino lo que se veía como una promesa dentro del mundo artístico no sucedió.  En ese momento no hubo fotos, no hubo reportajes, no hubo fanáticos ni hubo prensa que ayudara a Jovani Vázquez a exponer su talento y sus capacidades.  Desde su participación en “Idol Puerto Rico” se podía distinguir que aunque Jovani Vázquez poseía talento para el canto, algo estaba sucediendo con él a nivel emocional.  A partir de ese momento comenzó a estar ante el ojo público, no por sus capacidades vocales o su talento, si no por su conducta errática, por sus situaciones con drogas y por sus problemáticas relaciones personales.  Tal como Jovani Vázquez hace muchos años atrás, muchos jóvenes boricuas intentan abrirse campo en la música, en la actuación, en la escritura y en los deportes pero no hay fanáticos que los apoyen, no hay fotógrafos que saquen sus fotos en los periódicos ni hay periodistas que los entrevisten y los ayuden a exponer sus talentos y capacidades.  ¿Por qué esa prensa que no apoyó a Jovani en sus comienzos hoy se desvive en detallar cada segundo de su vida en sus programas de chismes y en las páginas de sus rotativos?  ¿Por qué ese público que no comparte un video de un cantante o artista que comienza, si comparte por miles el video de Jovani actuando de manera poco coherente al entrar al Cuartel General de la Policia? Hoy Jovani Vázquez admitió ante los reporteros que tiene problemas emocionales y que está bajo tratamiento, pero esto no detendrá la sed del público que disfruta de la figura pública de turno que será motivo de sus burlas y por consiguiente la prensa no parará en “llevarle a la gente lo que la gente quiere”.  Este es el dilema de “¿Qué vino primero?  ¿El huevo o la gallina?” Queremos una mejor sociedad, queremos una juventud sana y provechosa, pero por otro lado  nos parece más interesante ser parte del proceso de destrucción de una vida mediante la burla y la crítica, que ayudar a construir el futuro de alguien que quiere echar hacia adelante.