¿CUÁNDO FUE QUE EL “NOS” SE CONVIRTIÓ EN “MI”?

¿Qué es lo más triste de todos los eventos acaecidos hasta el momento con relación al proceso de la reforma del Sistema de Retiro para maestros? Podría mencionar muchas cosas, pero quizás la más que me provoca tristeza es darme cuenta de que el “nos” se convirtió en muchos casos en el “mi”. Desde la creación del Sistema de Retiro para maestros se había advertido que la fórmula sobre la que se cimentaba era insostenible y que eventualmente iba a colapsar. Desde la época de Muñoz algunos de sus asesores habían adelantado lo que hoy es una realidad y ninguno de los partidos principales, ni el PPD, ni el PNP, ni el PIP hicieron nada para traer esto a la atención pública. Podría decir que el PPD y el PNP hicieron todo lo contrario, mantuvieron en silencio la eventual tragedia que se avecinaba con el fin de mantener contentos a sus electores y tener los votos de estos en cada evento eleccionario. En un proceso de 62 años ni populares ni penepés hicieron nada para solucionar la situación que todos sabían que tarde o temprano iba a explotar. ¿Dónde estaba la función fiscalizadora que el Partido Independentista Puertorriqueño dice cumplir todas las veces que ha tenido representantes y senadores en la legislatura durante estos años? ¿Por qué no dieron apoyo a los maestros en aquellos momentos orientándolos sobre lo que iba a suceder si no se hacía una reforma del retiro de maestros en los momentos donde la situación fiscal del gobierno no estaba tan precaria? ¿Por qué los partidos PNP y PPD siguieron ofreciendo aportaciones patronales que no podían cumplir, beneficios adicionales que no podían cumplir y por qué no tomaron esas mismas decisiones que están tomando hoy en momentos de mayor bonanza? Quizás ese fue el momento en que el “nos” se nos convirtió en “mi”. Tanto el PNP como el PPD estaban interesados en mantenerse en el poder y tomar decisiones de reformar el sistema de retiro, hacer los ajustes necesarios, aumentar la aportación individual o eliminar beneficios adicionales no era una alternativa atractiva en el momento de adquirir votos para prevalecer y ganar elecciones? Aquel era el momento de tomar decisiones que aunque no fueran simpáticas para los electores hubiesen sido beneficiosas para el futuro de los retirados del magisterio puertorriqueño, pero ya el “nos” de los partidos políticos era el “mi” de sus intereses como colectividad, era el “mi” de adelantar su agenda de estatus, era el “mi” de los intereses individuales y económicos de muchos de esos legisladores y gobernadores.
Es interesante que analicemos también el rol que han desempeñado los diferentes grupos sindícales que albergan a los profesionales de la educación en nuestra isla. ¿Acaso los dirigentes de los grupos sindicales desconocían la situación en la que se encontraba el Sistema de Retiro para Maestros? ¿Acaso estos grupos no sabían que las exigencias de mayor aportación del gobierno, los bonos de Navidad y de Verano en algunos casos, los retiros tempranos, la Ley 7, los préstamos sobre el retiro a diestra y siniestra estaba y habían afectado la solvencia del Sistema de Retiro para maestros? Tan reciente como en enero de 2012 representantes de los grupos sindicales firmaron con el Gobierno de Puerto Rico acuerdos para aumentar aportación patronal al sistema de retiro de maestros y beneficios adicionales. ¿Acaso los líderes sindicales desconocían la crisis que se avecinaba? ¿Por qué los líderes sindicales no fueron pro activos y militantes como lo están siendo ahora durante todo ese tiempo y en lugar de exigir más beneficios le exigían al gobierno que realizara una reforma justa al Sistema de Retiro? ¿Por qué los líderes sindicales no reunían a los maestros y los orientaban sobre la debacle que podía suceder si no se atemperaba la realidad del Sistema de Retiros para maestro a la situación actual, y al hecho de que la expectativa de vida había incrementado de 62 años en el 1951 a 80 en el 2013 y que era más el dinero que se gastaba en los maestros retirados que la aportación que hacían los maestros activos? ¿Desconocimiento de los líderes sindicales? Lo dudo, pero si esta hubiese sido la razón son tan ineptos como los mismos legisladores que hoy no saben ni siquiera por qué es lo que están votando. ¿Acaso los maestros hubiesen seguido permitiendo que se les descontara de sus cheques para el Sistema de Retiro y las cuotas de las diferentes organizaciones sindicales si hubiesen sabido que el sistema no les iba a pagar su retiro y que su organización sindical no le había hablado con la verdad? Este fue el momento cuando los grupos sindicales dejaron de hablar del “nos” para pensar el el “mi”.
Como decían en el campo dónde me crié; “La culpa es huérfana”, y hoy todos buscan a quien echarle la culpa y en este momento ya se encontró quien es el culpable. Sencillo, fácil, sin complicaciones, sin mucho análisis. Ya encontramos un solo, el único, el verdadero culpable. Lo que ha sucedido durante 65 años no importa. ¿Para qué? No es necesario, ya no tenemos un “nos”, ya tenemos el “mi”. No es “nuestra” culpa, es “su” culpa. No es el colectivo ni para bien ni para mal, es el individualismo para mal. No tenemos culpa, la culpa es tuya sola, no me interesa el que venga después, me interesa que lo mío se resuelva. Durante todos estos días he estado leyendo y analizado las redes sociales y los comentarios de muchas personas con relación a este asunto, y lamentablemente me doy cuenta de que el “mi” está tan internalizado en nuestras mentes que es casi imposible lograr pensar en el “nos”. “No me toques MI retiro, aunque el resto se fastidien”, “Mi partido no es culpable”, “Por qué tengo YO que pagar más contribuciones si YO no soy maestro, eso es problema de ellos”. “MI partido tiene clara su agenda de descolonización”, “No voy a apoyar a los compañeros maestros porque eso puede afectar MI nombramiento”. Los legisladores no permitieron que se tocaran sus sueldos, y ahora los jueces del Tribunal Supremo no quieren que se toquen sus pensiones, la mayoría de las uniones obreras quiere que se le den aumentos y se les cumplan los convenios colectivos, “MI”, “MI”, “MI”. ¿Vuelvo y pregunto, dónde se nos quedó el “NOS”? Hoy vemos como el Capitolio ha sido escenario de violencia cuando los maestros han ido a luchar por un poco de justicia y ahí de nuevo los grupos que tienen sus agendas políticas individuales han utilizado ese escenario para sus intereses de adelantar sus agendas de estatus. De nuevo el “MI” se impone sobre el “NOS”. Mientras los maestros luchan por su retiro, “YO” aprovecho y golpeo a “Los puercos” porque odio la policía, mientras los maestros luchan por su dignidad “YO” echo gas pimienta para luego decir que fue la policía y coloco videos incompletos para crear una sensación de brutalidad policiaca, mientras los maestros luchan por su futuro “YO” creo el caos mediante la agitación y aseguro que todo esto es resultado de la colonia y que la descolonización es la única alternativa para este problema, mientras los maestros dedican horas de sus vidas a luchar YO me reúno con ellos en MI oficina, les hago un cuento y en las próximas elecciones votan por MI, por que a esos maestros ya se les olvido que YO y el presidente de MI partido íbamos a hacer lo mismo o peor con su retiro lo que pasó es que perdimos las elecciones. Quizás sean válidos muchos de estos planteamientos, pero nos debemos preguntar si lo que los mueve a esto es el “NOS” de ser solidarios con los maestros o el “MI” de mi agenda político partidista o personal. Quisiera tener fe de un mejor futuro para nuestra isla, pero mientras el “MI” vaya por encima del “NOS”, “NOS” VAMOS A JODER TODOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s